Sociedad | Provincia | covid-19 | Río Cuarto

La Provincia intensifica el plan de contingencia para evitar el colapso

Tras el aumento de las internaciones, Salud instruyó a hospitales y clínicas para que prioricen solo las urgencias.

Tras las situaciones límite experimentadas en los últimos días en los hospitales del interior, con alta demanda de internaciones tanto en Río Cuarto como en Villa María, la Provincia intensificará el plan de contingencia puesto en marcha para evitar el colapso del sistema de salud, dijeron ayer a Puntal fuentes provinciales.

En términos generales, dicho plan consiste en reducir la atención de las enfermedades prevalentes a los fines de ampliar la capacidad de internación para pacientes con Covid-19.

Salud aclaró que el sistema médico no se divide en público y privado sino que es uno solo.

Además, se articularán las derivaciones de pacientes a la ciudad de Córdoba.

Según la resolución N° 1065/21, ya publicada en el Boletín Oficial, se refuncionaliza el sistema sanitario provincial, tanto público como privado, para dar respuesta a la demanda Covid.

Es decir, se suspende el otorgamiento de turnos para las consultas que no sean urgentes y se posponen las operaciones programadas, a excepción de las oncológicas y cardiovasculares.

Lo que se busca es una reducción del número de camas destinadas a patologías crónicas y una ampliación de las camas Covid.

En el gobierno provincial admiten que la situación sanitaria hoy es “compleja” aunque aclaran que aún “no ha llegado lo peor”.

“El Ministerio de Salud está articulando con el interior y los privados las acciones pertinentes para evitar el colapso del sistema”, señalaron las fuentes consultadas.

Yañadieron:“Además se están coordinando las derivaciones a Córdoba en caso de necesidad”.

En Salud estiman que el pico será “en la tercera semana de junio”, empezándose a formar en mayo para concluir en septiembre.

Mientras tanto se recomienda “profundizar los testeos y hacer seguimiento domiciliario para derivar oportunamente”.

“Esto es una bomba a punto de estallar”

“Esto es una bomba a punto de estallar y nos va a estallar en las manos”, manifestó ayer en Puntal AM el doctor Rodrigo Salas, jefe de Terapia Intensiva de la Neoclínica, tras advertir una serie de situaciones que generan una mayor complejidad.

El profesional indicó, entre las dificultades, la falta de testeos, la realización de una mala trazabilidad, el ritmo lento de vacunación y la irresponsabilidad social, con reuniones y fiestas clandestinas.

También describió cómo es el trabajo que están desarrollando los servicios de salud desde hace un año y medio en la lucha contra el Covid-19 y advirtió además sobre una mayor presencia de pacientes jóvenes en las terapias.

“La ocupación de camas de terapia ha aumentado en todas las clínicas. Están habiendo una gran cantidad de derivaciones de pacientes en estos últimos días”, señaló.

“En un solo día hubo 20 derivaciones de pacientes de la zona y de acá mismo de Río Cuarto, de pacientes con Covid positivo, lo cual es un número muy alto, debido a que son pacientes que suelen tener una estadía muy larga en su internación y no son pacientes que tienen un recambio rápido de camas”, alertó.

“En la medida en que este número de pacientes siga aumentando, va a ser cada vez peor en cuanto a la ocupación de las camas de terapias”, agregó Salas.

Consultado por las últimas medidas y la evolución de la pandemia, respondió: “Claramente las cosas se han hecho muy mal. Esto es una bomba a punto de estallar y nos va a estallar en las manos”.

Dejá tu comentario