Sociedad |

El agua de Córdoba, cada vez más contaminada

Un nuevo estudio químico determinó que el agua de red que se consume en la ciudad contiene 17 veces más toxinas que las permitidas por la Organización Mundial de la Salud.

Por Ignacio Varela Coronel

La Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH) regional Córdoba presentó los resultados de un nuevo estudio realizado sobre el agua de red de la ciudad de Córdoba. El análisis, solicitado por la entidad y realizado por un laboratorio de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) y el CONICET, confirma que en un litro de agua de red hay 17 microgramos de microcistina,17 veces más que lo permitido por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Las muestras fueron tomadas el 24 de junio pasado ante la presencia de un escribano público por el licenciado en Química Exequiel Di Tofino. El investigador repitió el proceso del estudio anterior, dado a conocer en mayo pasado por MI Córdoba, y que arrojó que el agua suministrada por Aguas Cordobesas tenía casi el doble del valor recomendado por la OMS (1 micra).

En conferencia de prensa, la APDH instó a los gobiernos provincial y municipal a que tomen de manera urgente cartas en el asunto y elaboren un plan de contingencia para contrarrestar esta problemática. El secretario general de la organización, el médico pediatra Medardo Ávila Vázquez, afirmó que “al Gobierno le hemos mandado notas, le hemos pedido reuniones, pero no nos han dado ningún tipo de respuestas”. Según explicó, la microcistina es una toxina que impacta principalmente al hígado y produce hepatitis química, “cáncer de hígado, cáncer de colón, gastroenteritis, gastritis”, entre otras enfermedades.

Por su parte, Emilio Iosa advirtió que hay un tabú muy grande en la Provincia sobre este tema y que el primer paso para solucionarlo es que el Gobierno lo reconozca. El médico propuso “armar una mesa multidisciplinaria e interdisciplinaria para hablar de las múltiples aristas que tiene un problema tan complejo como este: aristas políticas, ambientales, relacionadas a los incendios y al modelo de desarrollo que el Gobierno de Córdoba ha elegido durante los últimos 25 años”. Iosa insistió que la solución es política: “Tanto el Gobierno de Córdoba como de la Ciudad tienen que dejar de gobernar a espaldas del ambiente”.

Por su parte, Exequiel Di Tofino afirmó que el tratamiento llevado a cabo por Aguas Cordobesas es insuficiente y que los estudios confirman que la presencia de esta toxina ha evolucionado de manera exponencial. Además, advirtió que la regla general de calentar el agua para potabilizarla en este caso no funciona, ya que, por el contrario, vuelve más tóxica a la microcistina.

Di Tofino es parte en la denuncia penal presentada por la diputada provincial Luciana Echeverría en mayo pasado, que instruye el fiscal Mondino. “Hasta ahora, la causa está avanzando y han permitido a Luciana ser querellante”, manifestó el académico, que destacó la buena predisposición del magistrado.

Más detalles del estudio:

El agua potable de ciudad de Córdoba contiene 17 veces más toxinas que las que acepta la OMS

Presentamos el informe de un estudio para determinar MICROCISTINAS en agua de la red de la ciudad de Córdoba provista por la empresa Aguas Cordobesas. El Estudio fue solicitado por APDH Regional Córdoba y realizado por el Centro de Investigaciones Medioambientales (CIM) de la UNLP y el CONICET (1).

Se recogió agua de la canilla de ingreso en un domicilio de zona norte de la ciudad el día 29 de junio, con la presencia de un escribano quien constató la acción y el envasado hermético con precintado de seguridad inviolable que fue enviado al laboratorio del CONICET en la Universidad Nacional de La Plata.

Se realizó el análisis utilizando el método de cromatografía liquida (HPLC) y los resultados destacan la presencia de microcistinas, en particular de microcistina YR con un valor de 17 microgramos por litro de agua.

La OMS y también la Resolución 174/16 sobre “Normas de Calidad y Control de Agua para Bebida”, del Ministerio provincial de Agua, Ambiente y Servicios Públicos, establecen que el “Limite Tolerable” es hasta 1 ugr por litro (2).

Las microcistinas son un grupo de toxinas secretadas por cianobacterias (algas verdeazuladas) que forman parte del proceso de eutrofización del lago San Roque, lugar desde donde se provee de agua cruda la empresa Aguas Cordobesas, hay muchas microcistinas diferentes y se clasifican por su toxicidad, el grupo de toxicidad elevada está conformado por las microcistina LR, LA y YR (3).

Como menciona el Anexo de la Resolución 174/16 del ministerio de Agua provincial: “El efecto tóxico de las microcistinas en los seres humanos se debe a su potencial de inhibición especifico de las fosfatasas asociado a un importante daño en el hígado”. “La hepatitis tóxica aguda, asociada con los fenómenos de floraciones de cianobacterias es conocida como Toxicósis Cianobacteriana a partir de la intoxicación de 150 personas y la muerte de 56 de ellas registrada en Caruaru (Brasil) en el año 1996:” “Los casos investigados de exposición crónica en poblaciones de China, correlacionan la presencia de las toxinas con un aumento en los casos de cáncer de hígado y de colon.” “Las vías de exposición es a través de la ingesta de agua, la ducha, actividades recreativas, alimentos y bebidas contaminados y diálisis renal”. La misma Resolución cita estudios científicos cordobeses en los que detectas microcistinas, entre ella la variedad YR, en altas concentraciones en el agua del lago San Roque (2).

El pasado 18 de abril el Profesor y Lic. en Química, Exequiel Di Tofino presentó sus estudios del agua del lago San Roque en los que encontró microcistinas en todo el sistema, incluso en el agua recogida de la red domiciliaria provista por Aguas Cordobesas (4). En ese momento el agua que consumían los vecinos de la ciudad tenía hasta 1.92 ugr/l, casi el doble del valor máximo aceptado internacionalmente. Esta situación motivo una denuncia de la Legisladora Luciana Echeverría, a los pocos días la empresa del grupo Roggio presentó análisis de los últimos años donde negaba la presencia de microcistina en el agua de la red de agua potable de la ciudad (5). APDH realizó un solo análisis al azar y encontró en junio microcistinas que superan 17 veces los niveles guía aceptables.

El Lago San Roque sufre un grave proceso de eutrofización como consecuencia de la degradación ambiental de su cuenca. El Dr. Emilio Iosa, médico sanitarista Magister en Salud Pública, viene estudiando esta situación y alertándonos sobre los riesgos que se generan; recientemente con un proyecto financiado por el Observatorio de Salud del GDFE y el Ministerio de Salud de la Nación, confirmó el potencial tóxico del agua aerosolizada en el embudo del lago San Roque que contiene no solo las cianobacteria, sino también las microcistinas tóxicas, conformando un verdadero peligro para los turistas que concurren a disfrutar de las bellezas de nuestra región (6).

Se requiere en forma urgente declarar la Emergencia Ambiental del Departamento Punilla y desarrollar un Plan de Remediación de la cuenca del Suquia que incluya cloacas, control del fuego y reforestación y detener la instalación de proyectos inmobiliarios con una moratoria hasta que se recupere el status del Lago.

El Instituto Nacional del Agua (INA) viene monitoreando la situación del Lago y alertando sobre la peligrosidad del escenario ecológico (7). Pero Aguas Cordobesas y el propio gobierno provincial continúan ocultando la situación o negándola cuando esta es evidente. Incluso se avanza con las obras de Corredor Bioceánico en el tramo de la ruta 38 que atraviesa Punilla devastando en su trayecto al Rio Cosquín, esta obra genera un impacto determinante sobre las 16 cuencas hídricas que atraviesa y sin duda agravará la eutrofización del lago que irremediablemente multiplicará la cantidad de microcistinas que llegan a las canillas de los vecinos de Córdoba.

Sin títusdfsgsdfgsdfglo.jpg

En estas imágenes se puede observar la cuenca del Rio Suquía, el recorrido de la Autovía ruta 38 y como aumenta año a año los bancos de cianobacterias en el lago san Roque.

Quien cuida a los cordobeses? La OMS en su último informe sobre microcistinas del año 2020 menciona lo sucedido en Ohio, donde el gobierno estatal emitió un aviso de no beber y no hervir agua a 500.000 clientes de una empresa de agua potable porque las microcistinas totales en el agua tratada llegaban a 2,5 ugr/litro (8), el 29 de junio el agua provista por la planta Suquia de la empresa Aguas Cordobesas tenía 17 ugr/l de microcistina YR.-

Dr. Medardo Avila Vazquez

Prof. Lic. Exequiel Di Tofino

Dr. Emilio Iossa

Referencias

1- Informe análisis muestra de Agua de red proveniente de la Ciudad de Córdoba. CIM-UNLP-CONICET, agosto 2022.

2- Resolución 174/16 sobre “Normas de Calidad y Control de Agua para Bebida”, del Ministerio de Agua, Ambiente y Servicios Públicos, Gobierno Provincia de Córdoba. https://boletinoficial.cba.gov.ar/wp-content/4p96humuzp/2016/08/1_Secc_10082016.pdf

Anexo: http://goo.gl/7YnwaH

3- Moreno I, Repetto G y Cameán A. Interés toxicológico de las microcistinas. Rev. Toxicol. (2003) 20: 159-165. https://rev.aetox.es/wp/wp-content/uploads/hemeroteca/vol20-3/225-497-1-SM.pdf

4- Exequiel Di Tofino. Diagnóstico Lago San Roque 2022. https://reduas.com.ar/diagnostico-lago-san-roque-2022/

5- Aseguran que el mal estado del San Roque no afecta el agua potable de la ciudad de Córdoba. La Voz del Interior. https://www.lavoz.com.ar/ciudadanos/aseguran-que-el-mal-estado-del-san-roque-no-afecta-el-agua-potable-de-la-ciudad-de-cordoba/

6- Científicos cordobeses confirmaron el potencial tóxico del agua aerosolizada por el embudo y la ‘cola de novia’ del dique San Roque. https://lajornadaweb.com.ar/2022/01/31/cientificos-cordobeses-confirmaron-el-potencial-toxico-del-agua-aerosolizada-por-el-embudo-y-la-cola-de-novia-del-dique-san-roque/

7- INFORME MENSUAL DE MONITOREO EMBALSE SAN ROQUE. INA. 20/2022. https://www.ina.gov.ar/archivos/layca/INA-CIRSA-IMSR%2002-22.pdf

8- Background documents for development of WHO Guidelines for drinking-water quality and Guidelines for safe recreational water environments. OMS. 2020. https://apps.who.int/iris/bitstream/handle/10665/338066/WHO-HEP-ECH-WSH-2020.6-eng.pdf?sequence=1&isAllowed=y

Dejá tu comentario