Entrevista exclusiva al presidente de la Sociedad Rural de Jesús María

Pablo Martínez desliga la inflación de los precios internacionales de los granos, ratifica la vía judicial para eliminar las retenciones a la exportación de productos agropecuarios y defiende al juez Ricardo Bustos Fierro. Descarta que el procesamiento del ex presidente de la rural por robo de ganado impacte en la institución y se mete, al pasar, por la interna de Cambiemos.

Por Guillermo Posada / @cortodemira

Pablo Eladio Martínez es desde el año pasado presidente de la Sociedad Rural de Jesús María (SRJM), la entidad que suele ir a la vanguardia de los conflictos con el Gobierno nacional y que en marzo pidió un paro de comercialización por tiempo indeterminado en rechazo a las políticas agrarias oficiales, como el cierre momentáneo de la exportación de harina y aceite.

Martínez resultó electo tras la crisis que envolvió a la SRJM por el procesamiento de su ex presidente Luis Magliano, acusado de integrar una asociación ilícita que robó 4.500 cabezas de ganado en Santiago del Estero. Con las aguas más tranquilas, Martínez respondió a MI CÓRDOBA sobre algunos temas que impactan en la realidad del sector productivo rural, excusando en primer término a los productores de trigo por el aumento del pan. “Sobre el impacto delos precios por la guerra, si el mundo se acomodara hoy, hay trigo en Rusia y Ucrania para abastecer normalmente. Leí que Rusia tiene encanutadas (sic) 130 millones de toneladas. Hay una especulación rusa para que aumenten los precios o bajen las sanciones, no lo sé”, asegura Martínez.

-Pero el impacto del aumento de precios internacionales es directo para los productores, que están cobrando mucho más.

-No tanto. Aumentó el precio, por supuesto, pero no se vio reflejado de la misma forma en nuestro mercado, estamos lejos del impacto. Contrario a lo que cree todo el mundo, los costos de fertilizantes y agroquímicos subieron tres o cuatro veces su valor, así que el aumento de ganancias fueabsorbido por los costos. Ya directamente el margen se neutralizó. La gente común no entiende que al margen de las retenciones -que en trigo son el 12% y no afectan tanto, aunque deberían ser cero-, el tema es el diferencial del tipo de cambio, que está al cien por ciento entre el dólar oficial y el blue. Con insumos comprados tres veces más caros y con una producción en Córdoba de las más bajas históricas, los márgenes no dan. Y hay efectos climáticos que impactan sobre la producción.

-¿Como se explica el precio del pan entonces?

-Salió un informe de la Fundación de Desarrollo Agropecuario (FADA) de Río Cuarto que dice que el trigo influye solo en el 13% del precio del pan. Con ese cálculo, el aumento del pan debería ser de 10 pesos por el aumento del trigo, pero el pan aumentó muchísimo más. Cuando hay inflación en Argentina del 70 u 80 por ciento, cuando aumentan los costos laborales y todo sube, también va a subir elpan. Pero no por culpa del trigo, sino de la inflación, del desmanejo político-económico que sufre el país. Porque las políticas del gobierno no sirven, literalmente.

-Lo escucho decir que no le va bien al campo con estos precios yllama la atención. Hoy cobran muchos más dólares por la misma producción.

-Pero no nos va bien porque el Estado se queda con el 65% de la renta. Con el 35% restante tenemos que pagar las deudas y encarar la próxima campaña. Además, los costos son distintos: el año pasado costaba 60 dólares oficiales cosechar una hectárea de soja o maíz y hoy cuesta 100. La mano de obra sale más cara, las cubiertas salen tres veces más, el gasoil está a 200 pesos. La (fumigación) pulverizada subió al doble también. Si te pagan más dólares oficiales, pero alcanza para cubrir los costos. Además nosotros subsidiamos las importaciones porque el sector agropecuario es el único que trae dólares por divisas. Habría que ver la eficiencia del sector industrial, porque son los que demandas dólares para importar insumos y en muchos casos son deficitarios.

-Es posible, pero la industria es la que garantiza el empleo. Si todos fueran empleados públicos y del campo, no funcionaría el sistema.

-Pero si el Estado tiene casi cuatro millones de empleados.

-Pero el mercado laboral son 20 millones de personas. El Estado solo ocuparía el 20 por ciento.

-Sí, es cierto.

Retenciones

-¿En este contexto que usted describe no le parece un riesgo judicializar el cobro de retenciones en vez de optar por una estrategia de diálogo?

-Este Gobierno nunca dialogó y mintió desde que asumió. Cerró la exportación de carnes y el año pasado la carne aumentó por encima de la inflación, metió mano en el mercado. Te dan cupos para poder exportar, hay menos producción de carne porque es malo el número. No dejó libre el mercado como estaba antes.El cobro de derechos a la exportación es inconstitucional debido a que no tienen presupuesto desde el primero de enero. Por supuesto que al Gobierno no le gusta y trata de meter chicanas judiciales. El gobierno pelea por los 10 o 12 mil millones de dólares que va a recaudar. De Córdoba se van de tres mil a cuatro mil millones y nosotros vamos a defender a los productores, a nuestras bases.

-¿Cómo evalúa la actuación del juez Bustos Fierro en el amparo?

-Viene haciendo lo correcto. El Gobierno trata de sacarle la competencia y llevarlo al fuero contencioso de Capital Federal, que seguramente es más amigable.

-Una investigación periodística de MICórdoba develó que el juez tiene hijos productores en el Departamento Río Primero y debiera haberse apartado. ¿Qué opina de eso?

-Leí el informe y no tiene nada que ver. Cuando hicimos la presentación no buscamos un juez que sea productor o no.

-Pero se debería apartar porque así lo establece el Código Procesal.

-No conozco el Código,pero me parece que no. Estamos peleando contra una ley inconstitucional en nombre de todos los productores del país. Todo el mundo habla de la oligarquía pero yo los invito a que vayan a nuestro norte, donde estamos haciendo la campaña de vacunación de ganado: el 75% de los productores tiene menos de 100 animales y de esos la mitad tiene menos de 50. Son economías de subsistencia, de escala familiar.

-Respecto al amparo, una desaparición de las retenciones beneficiaría más a los productores grandes que a los chicos, porque la escala de producción los beneficia.

-Exactamente, todos se verán beneficiados, pero seguramente los grandes con más márgenes por la escala, sin duda. Según qué zona, por supuesto.

-¿Cómo están viendo las actualizaciones provinciales del impuesto inmobiliario rural?

-Se actualizaron las alícuotas entre un 60 y un 70%.

-¿Ahí no hay conflicto?

-Sabemos que la inflación es del 70%, es lógico que la Provincia tenga que acompañar la inflación.

Dejá tu comentario