Economía | argentina | Sergio Massa | inflación

Dólar, inflación y PBI: El verano económico 2023

En un contexto de endurecimiento de las condiciones monetarias en los mercados globales, Argentina enfrenta el desafío de la restricción externa, el control de la inflación y el crecimiento económico en un año electoral

Por Gisela Veritier (*)

A fin del año 2022 todas las estimaciones económicas ya se materializaron y marcan el termómetro social con el que comienza el 2023, con una influencia directa en las elecciones nacionales, provinciales y municipales. En este contexto, las tres variables que tendrán impacto sobre el resultado electoral son el dólar, la inflación y el PBI.

Dólar, ¿cuándo habrá bandera blanca? La presión devaluatoria durante el 2022 fue permanente y este momento tampoco es la excepción. En Argentina, la forma en que se resolvieron históricamente los desequilibrios macroeconómicos fue a través de un salto cambiario, licuando así los desfases nominales.

La falta de reservas del BCRA acentuada en junio hacía presumir una devaluación inminente. Paul Krugman, en uno de sus trabajos más leídos “A model of balance of payment crises” aduce que, ante una crisis en la balanza de pagos, el mercado no espera a que las reservas se agoten, sino que se adelanta la situación, provocando una corrida sobre el tipo de cambio. De este modo se manifiesta la insostenibilidad macro futura.

Sin embargo, tal expectativa se fue disipando a partir de los resultados del dólar soja y la implementación del sistema SIRA de control de importaciones. La acumulación de dólares a corto plazo alejó el fantasma de la devaluación determinando que la probabilidad de que ocurra, tanto por razones políticas como estructurales, es hoy muy baja. El mercado percibió que el Banco Central buscó recuperar terreno mediante un “crawling peg” a un ritmo devaluatorio del 6% mensual en el mes de septiembre, octubre y noviembre, colaborando a que se descompriman las expectativas devaluatorias.

Ante un panorama económico incierto, los cordobeses elegirán nuevo gobernador..jpg
Ante un panorama económico incierto, los cordobeses elegirán nuevo gobernador.

Ante un panorama económico incierto, los cordobeses elegirán nuevo gobernador.

Con respecto a la calma del dólar blue, se esperaba una disparada del mismo con la implementación del nuevo dólar Qatar y con el fin del dólar soja, el que generaría una inestabilidad debido a la caída de exportaciones de los que accedieron al dólar de $200 en septiembre. No obstante, con la baja estimación en la recaudación del dólar soja 2 que estimaba recaudar 3 mil millones de pesos, pero ya todas las estimaciones muestran que no se podrá llegar a este monto.

“Ante un contexto mundial enfriándose: China con políticas de restricción sanitaria, Estados Unidos endureciendo sus tasas de interés y un crecimiento previsto de 0.5% en la zona euro, la situación en Argentina será aún más desafiante” “Ante un contexto mundial enfriándose: China con políticas de restricción sanitaria, Estados Unidos endureciendo sus tasas de interés y un crecimiento previsto de 0.5% en la zona euro, la situación en Argentina será aún más desafiante”

Las tensiones volvieron a aparecer y anticipar qué va a suceder con este tipo de eventos es como dedicarse al tarot. No obstante, las tensiones de fin de año y las que habrá durante el verano, momento en que los vencimientos de deuda serán un camino a transitar…

Inflación, ¿habemus plan?

El relevamiento de expectativas de mercado más reciente, del que participaron nueve consultoras y centros de estudios entre el 17 y el 25 de octubre, apuntaba a una tasa de inflación cada vez más cercana al 100%. Sin embargo, la tasa de inflación de noviembre del 4.5% rompió pisos psicológicos y ya muestra que se terminaría el año por debajo del 100%.

En noviembre se publicó un paper del FMI titulado “Las Américas: Navegando condiciones financieras más restrictivas”, donde se resalta el endurecimiento de las condiciones monetarias en los mercados globales que afectan a la región, luego de los shocks provocados por la pandemia y la guerra en Ucrania. Allí mismo se propone para el caso de Argentina la adopción de medidas más restrictivas en el marco del acuerdo cerrado con el objeto de estabilizar los precios ante los tres dígitos que se proyectan para 2022 y 2023.

Se esperaba una disparada del dólar blue con la implementación del nuevo dólar Qatar y con el fin del dólar soja, el que generaría una inestabilidad debido a la caída de exportaciones de los que accedieron al dólar de $200 en septiembre. No obstante, con la baja estimación en la recaudación del dólar soja 2 que estimaba recaudar 3 mil millones de pesos, pero ya todas las estimaciones muestran que no se podrá llegar a este monto Se esperaba una disparada del dólar blue con la implementación del nuevo dólar Qatar y con el fin del dólar soja, el que generaría una inestabilidad debido a la caída de exportaciones de los que accedieron al dólar de $200 en septiembre. No obstante, con la baja estimación en la recaudación del dólar soja 2 que estimaba recaudar 3 mil millones de pesos, pero ya todas las estimaciones muestran que no se podrá llegar a este monto

Una alta inflación lleva a niveles insostenibles de crecimiento y frenar la inercia inflacionaria se presenta por estos días como el principal desafío, sabiendo que lograr un 60% anual como estipula el presupuesto 2023, significa un 4% mensual.

El ministro de Economía Sergio Massa se niega a implementar un plan de shock proponiendo en cambio una baja gradual de la inflación. En línea con esto, tomó medidas en diferentes momentos de su gestión como la baja en el gasto público (sobre todo en subsidios a los servicios públicos y gastos de capital), absorción monetaria a través de las Leliqs, suba de tasas de interés o el congelamiento de precios y el directorio del BCRA sacó una normativa que flexibiliza los pagos de importaciones a las empresas que entren en el programa “Precios Justos”. Las diferentes intervenciones, como indicar a los supermercadistas no aceptar listas de proveedores con aumentos mayores al 4% mensual, impactaron en el número de inflación de noviembre.

Sergio Massa logró bajar la inflación, pero enfrenta un panorama complicado en 2023..jpg
Sergio Massa logró bajar la inflación, pero enfrenta un panorama complicado en 2023.

Sergio Massa logró bajar la inflación, pero enfrenta un panorama complicado en 2023.

Aun así, no se pueden obviar las inconsistencias en el camino hacia la estabilidad: más tasa de interés genera más emisión, que es absorbida por más pasivos remunerados; indexación de contratos y de acuerdos paritarios que buscan recuperar poder adquisitivo; tarifas que aumentan por encima de la inflación. Todos estos factores siguen impulsando hacia adelante los precios.

Una de las apuestas para bajar los precios a partir de enero es disminuir el ritmo de devaluación mensual a un 4% y continuar con la reducción del gasto público. No obstante, un camino hacia la desinflación gradual, no puede dejar de lado la resolución de estas debilidades junto al tratamiento de mecanismos indexatorios, acuerdos de precios y salarios, definiendo un ancla de precios en el marco de un plan de competitividad que logre que Argentina se inserte en el mapa mundial.

Crecimiento Económico ¿alcanzará?

Las proyecciones del FMI estiman que el país continuará el proceso de consolidación fiscal con un déficit fiscal primario del 1,9% para este año y del 1.4% para el que viene. De este modo, se prevé que el crecimiento se coloque en el 4% con perspectivas a la baja. Los economistas del organismo pronostican en el World Economic Outlook de otoño un crecimiento de 2.7% mundial en el 2023, ubicando este año como uno de los peores en las últimas décadas. Sólo en 2009 con la crisis financiera y en 2020 con el covid se registraron tasas inferiores.

"Las estimaciones para Argentina muestran una desaceleración económica en donde habrá que ver si hay terreno fértil para un escenario de estabilización con las presiones de diferentes sectores políticos y sociales ante un año electoral" "Las estimaciones para Argentina muestran una desaceleración económica en donde habrá que ver si hay terreno fértil para un escenario de estabilización con las presiones de diferentes sectores políticos y sociales ante un año electoral"

Ante un contexto mundial enfriándose: China con políticas de restricción sanitaria, Estados Unidos endureciendo sus tasas de interés y un crecimiento previsto de 0.5% en la zona euro, la situación en Argentina será aún más desafiante.

La política económica nacional seguirá moviéndose entre restricciones. El sector externo seguirá siendo la más evidente (como en la última década) y continuará condicionando la expectativa de crecimiento a mediano plazo. Actualmente, el Gobierno también enfrenta una fuerte limitación financiera que acota el margen de maniobra ya que no logra financiar el déficit en el mercado privado de deuda. Factores climáticos pueden profundizar esas condiciones adversas reduciendo el saldo exportable de productos primarios como el trigo.

Con un sector público comprimiéndose, el consumo en baja y las inversiones en letargo, el espacio para crecer se reduce.

En este contexto interno y externo, las estimaciones para Argentina muestran una desaceleración económica en donde habrá que ver si hay terreno fértil para un escenario de estabilización con las presiones de diferentes sectores políticos y sociales ante un año electoral, los actuales niveles de inflación, el cumplimiento de las metas con el FMI y la posibilidad de perder en el último round.

(*) Economista. Directora General del ICDA (UCC)

Dejá tu comentario