Esqueleto de multitud

El estadio cubierto de barrio Alto Verde albergó a grandes figuras del deporte durante los 18 años en los que mantuvo abiertas sus puertas. El escenario donde alguna vez jugaron Diego Maradona, "Manu" Ginóbili yRafael Nadal canceló los eventos en el inicio de la pandemia y su futuro se dirime en una pelea silenciosa. ¿El empresario Euclides Bugliotti lo convierte en un polo sanitario y gana por puntos o la Municipalidad de Córdoba lo expropia y vence por nocaut?

Por Hugo Caric

Foto por Diego Cabrera

Diego Maradona, Emanuel Ginóbili, Rafael Nadal… Y siguen las firmas en un imaginario libro de célebres visitas del Orfeo Superdomo. Se trata de las grandes figuras del deporte que fueron protagonistas en el estadio de barrio Alto Verde, entre el show inaugural de Divididos del 6 de setiembre de 2002 y el fallido recital de Chayanne del 19 de marzo de 2020.

De un extremo al otro -sin contar musicales, espectáculos varios, mítines políticosy hasta multitudinarias congregaciones de diferentes credos religiosos- pueden enumerarse al voleibol, el básquetbol, el boxeo, el tenis y el fútbol como parte esencial de la heterogeneidad que caracterizó al escenario durante los 18 años en los que permaneció abierto al público.

El Orfeo Superdomo hoy es un gigante dormido. Un esqueleto de multitud, tal como el escritor uruguayo Mario Benedetti definió alguna vez lo que representa un estadio vacío. Sus puertas permanecen cerradas, sus butacas naranjas se exhiben para la venta en el mall aledaño y se cuenta que ya está siendo desactivadala tecnología de vanguardia de la que supo disponer.

Su propietario, el empresario Euclides Bugliotti, no quiere ni oír hablar de una posible reapertura. Lo recicló como centro de vacunación durante el punto más álgido de la pandemia y, luego de que el Concejo Deliberante le bloqueara la alternativa de barajarlo, tirarloy dar de nuevo, parece decidido a llevarlo hacia un destino de polo sanitario. Quienes siguen de cerca el tema aseguran que ya había acuerdo con un importante sanatorio privado local, pero que la negociación se trabó en algún despacho del Palacio 6 de Julio, donde no se resignan tan fácilmente al cambio de hábito del estadio.

Primer set

Cincuenta y tres días después de abrir el juego con un musical, el Orfeometió su primer cambio de saque. Literal. El 29 de octubre de 2002, Brasil le ganó en tres sets corridos a Venezuela e inició su camino hacia la consagración en el XV Mundial Masculino de Voleibol, que también se jugó en Buenos Aires, Mar del Plata, Santa Fe, Salta y San Juan.

Aquella primera puesta en escena deportiva se completó con 14 partidos más y la presencia en La Docta de otras ocho selecciones: Estados Unidos, Egipto, Rusia, Portugal, Polonia, España, Italia y Yugoslavia. Quince años más tarde, en el mismo emplazamientoy dirigido por una leyenda del voleibol como Julio Velasco, Argentina lograría su histórico primer triunfo en Liga Mundial ante Brasil, por entonces campeón olímpico.

A las piñas

Fue a instancias del fallecido abogado y expresidente del Banco de Córdoba Luis Ferraro que el Orfeo le abrió sus puertas al boxeo. El primer festival se realizó el 15 de noviembre de 2002, con televisación para todo el país y las figuras de Jorge “Locomotora” Castro y Marcela “la Tigresa” Acuña engalanando las marquesinas.En total, fueron trece las veladas que se llevaron a cabo en el estadio de la zona norte de la capital cordobesa. La última fue el 11 de mayo de 2012, con triunfos mundialistas de los argentinos Juan Carlos Reveco y Mónica “La Gata” Acosta.

Marcelo Domínguez, Jorge “la Hiena” Barrios, Omar Narváez, Lucas Matthysse, Carolina “Chapita” Gutiérrez, Alejandra “Locomotora” Olivera y Betina Garino son otros monarcas internacionales que alguna vez subieron al ring montado en el domo. Aquellas carteleras pugilísticas no estuvieron exentas de la presencia de valores locales, como Fabio “la Mole” Moli, Diego “Rocky” Giménez o Francisco “Chino” Mora.

La Noche del 10

Dos décadas después de su obra maestra en el Mundial de México ’86, Diego Maradona festejó un gol en el Orfeo. Fue el 29 de abril de 2006, con alrededor de cuatro mil testigos en las gradas, y en el marco de un partido de Showbol entre Argentina y Brasil. El “10” le convirtió de penal al arquero Zetti, que antes le había tapado otro remate desde los doce pasos en el encuentro que el equipo albiceleste ganó 4-3.

Junto a Maradona jugaron aquella noche Sergio Goycochea, Fernando Gamboa, Carlos Mac Allister, Matías Almeyda, Alejandro Mancuso, Sergio Zárate, Diego Soñora, Juan José Borrelli, Gabriel Amato y Patricio Camps. “El futbol rápido es más complicado, por el tema de los rebotes, pero la motivación por seguir vistiendo la camiseta argentina lo puede todo”, declaró aquella vez Diego, quien levantó la Copa Ciudad de Córdoba y también recibió en sus manos el título de Ciudadano Ilustre.

Épica griega

El 24 de mayo de 2009, en el Polideportivo Islas Malvinas de Mar del Plata, la Asociación Deportiva Atenas obtuvo su noveno y por ahora último campeonato en la Liga Nacional de Basquetbol. Esa noche, en la Ciudad Feliz, el triunfo 91-83 le permitió al equipo dirigido por Rubén Magnano ganar 4-2 la serie final. Aquella definición, pactada al mejor de siete juegos, había tenido tres capítulos en el Orfeo, con dos victorias y un traspié para el elenco de barrio General Bustos. En el mismo escenario, ‘el Griego’hizo las veces de local en las definiciones que perdiófrente a Peñarol de las dos temporadas siguientes: la 2009/2010 y la 2010/2011.

El clásico que Atenas e Instituto jugaron el 15 de octubre de 2016, con marcador 80-72 favorable a ‘la Gloria’, representó el último duelo de lungos en el Orfeo. Un par de meses antes, Argentina, con Emanuel Ginóbili y otros tres campeones olímpicos de Atenas 2004 en sus filas (Andrés Nocioni, Luis Scola y Carlos Delfino), se adjudicó el Súper 4 que también disputaron los representativos de Serbia, Croacia y Francia.

David y Goliat

Otro de los hitos deportivos del Orfeo fue el partidodespedida de David Nalbandian, el máximo exponente del tenis cordobés.Una exhibición que se llevó a cabo el 21 de noviembre de 2013 y que tuvo como partenaire a un gigante de las raquetas: el español Rafael Nadal, en aquel momento número uno del mundo. Antes del encuentro, que terminó 6-4 y 7-6 (8-6) a favor del dueño de casa, los jugadores compartieron un asado en Unquillo y dictaron una clínica en el Kempes. Seis mil espectadores fueron testigos del duelo, que 48 horas después tendrían su remake en la Rural porteña.

Los cordobeses habían esperado cinco años para ver en vivo el match Nalbandian-Nadal. Cuando el Orfeo tenía todo listo para recibir la final de la Copa Davis 2008, el gobernador bonaerense Daniel Scioli le ganó la pulseada a su par cordobés Juan Schiaretti y se llevó la sede a Mar del Plata. Desde El Panal habían comprometido US$ 4 millones para albergar la serie que quedaría en manos de ‘La Armada Española’, a pesar de la deserción a último momento de Nadal a causa de una lesión.

El ajedrez político

El 6 de noviembre de 2020, la jugada fue política. Ese día, el Concejo Deliberante de Córdoba declaró “de interés municipal” al Orfeo y bloqueó el intento de Bugliotti de avanzar sobre la demolición del estadio. El empresario ya había presentado un expediente en busca del “okey” de “la Muni” para la construcción de un complejo de departamentos, pero la resolución -aprobada en soledad por los ediles del bloque oficialista “Hacemos por Córdoba”- pareció dejarlo atado de pies y manos.

Más temprano que tarde,“el Tati”, como lo llaman sus allegados, logró deshacer el nudo y avanzó sobre un Plan B: la venta del domo para que sea utilizado como centro médico. Cuando Bugliotti movió esa pieza, el intendente Martín Llaryora empezó a analizar un movimientoque podría poner en jaque al dueño del “Dino”: la chance de una expropiación.

Quienes conocen el paño y siguen de cerca las instancias de este partido aparte, aseguran que la posibilidad es más que concreta. Que se trata de una decisión política sobre la que ya se evalúan costos y beneficios. También rechazos y empatías, teniendo en cuenta que el alcalde capitalino ya está acomodado en la grilla de partida para el inicio dela carrera hacia El Panal.

Dejá tu comentario