Sociedad | Traslasierra | descrubrimiento | sierras grandes

Descubren en Traslasierra a un nueva especie de mamífero única en el mundo: el tuco-tuco

El roedor de 150 gramos fue bautizado como Ctenomys heniacamiare, siendo la primera palabra la familia a la que pertenece -de la cual ya existen en la provincia otras seis especies- y la segunda palabra refiere directamente al pueblo originario comechingón

Investigadores locales han descubierto una nueva especie de mamíferos en las Sierras Grandes, próximo a las inmediaciones del Valle de Traslasierra. El hallazgo estuvo a cargo del Grupo de Investigación en Ecología Poblacional y Comportamental (Giepco) que depende del Conicet y fue publicado en revistas científicas internacionales.

Se trata del Tuco-Tuco, una especie que nunca antes se había registrado en los estudios científicos de la región. Se trata de un mamífero, roedor, de unos 150 gramos y que vive bajo tierra.

El hallazgo se produjo en las cercanías de Mina Clavero, uno de los principales centros turísticos de Traslasierra. Suele habitar en ambientes arenosos de baja altitud.

El animal fue bautizado como Ctenomys heniacamiare. En lo que refiere a su etimología, a primera palabra corresponde a este grupo particular de animales conocidos vulgarmente como tuco-tucos. La segunda palabra, por su parte, refiere directamente al pueblo originario comechingón.

De este modo, Córdoba ya suma seis especies de Ctenomys, aunque por el momento no hay mucha información al respecto.

En este marco, José Coda, del Grupo de Investigación en Ecología Poblacional y Comportamental (Giepco) de la Universidad Nacional de Río Cuarto y Conicet, indicó a la emisora Cadena 3 que este nombre vulgar se lo dio la gente «por el sonido que hace».

«Es un roedor, un mamífero; pero tiene de particular que vive en cuevas la mayor parte del tiempo y que es típico del cono sur, eso le da una importancia aún más especial», explicó.

«Es uno de los hallazgos más importantes de mi carrera. Para mí es emocionante, fue un trabajo muy lindo y de mucho esfuerzo pero que valió la pena, tengo la suerte de trabajar de lo que me gusta, que no es poca cosa», manifestó en declaraciones radiales.

Cabe remarcar que la investigación fue publicada en la revista Journal of Mammalian Evolution en octubre de 2022. Los otros autores son Facundo Contreras y José Priotto, del Giepco; y Fernando Mapelli, Daniela Pereyra y Pablo Teta, del Museo Argentino de Ciencias Naturales Bernardino Rivadavia, en Buenos Aires.

Fuente: Hoy Día Córdoba

Dejá tu comentario