Policiales |

Detuvieron e imputaron a seis guardiacárceles por la fuga del asesino Carmona

Se acusa a los efectivos penitenciarios del delito de "evasión y favorecimiento". El fiscal adelantó que los podría imputar por ser partícipes del homicidio del taxista

El fiscal Horacio Vázquez, a cargo de la investigación de la fuga de Roberto José Carmona, confirmó que se ordenó la detención de seis guardiacárceles chaqueños. El funcionario tomó la decisión tras entender que hubo "negligencia o colaboración" por parte de los efectivos para que Carmona intente escaparse.

Asimismo, Vázquez detalló que los guardiacárceles fueron arrestados por el delito de "evasión y favorecimiento". Además, el fiscal no descarta modificar la acusación: se los podría llegar a imputar por ser partícipes del homicidio del taxista.

Por orden del fiscal, los penitenciarios quedaron detenidos en el Establecimiento Penitenciario 9, la Unidad de Contención del Aprehendido. Lo guardiacárceles pertenecían al sevicio penitenciario de la provincia de Chaco, donde Carmona cumplía condena perpetua por asesinar a Gabriela Ceppi en 1986, y debían custodiarlo en una visita transitoria a su esposa.

El peligroso asesino emprendió su huida durante el partido de Argentina contra Croacia por la semifinal del mundial.

La primera víctima de la huida de Roberto José Carmona fue el taxista Javier Bocalón (42), a quien amenazó para que lo lleve. Los investigadores creen que en medio atacó al chofer con un cuchillo causándole cortes en las piernas e intentó tomar el control del volante y terminó provocándole dos cortes en las piernas.

El auto terminó estrellándose en la esquina de Santa Anta y Félix Paz provocando la muerte inmediata del conductor. Carmona huyó y en el estacionamiento de un supermercado le robó el auto a una mujer.

El Volkswagen Gol que robó Carmona fue abandonado en Villa El Libertador y continuó su fuga en otro cohe hasta barrio Los Naranjos. Finalmente fue arrestado en la esquina de Luis Agote y Almirante Brown.

La recaptura de Carmona

En tanto, la jefa de la Policía de Córdoba, Liliana Zárate Belletti, habló sobre el operativo de recaptura del asesino y manifestó que recuerda la conmoción del primer crimen de Carmona.

"Recuerdo en el '86 una situación donde mi papá me muestra el diario con el aberrante crimen de Gabriela. Ayer cuando me informaron de esa situación, creo que a muchos nos pasó que volvimos en el tiempo a recordar ese día", aseguró en conversación con el medio Cadena 3.

"Inmediatamente dispuse del operativo y transmití a todo el personal policial las precauciones en el cuidado, porque sabíamos que era un criminal a sangre fría, dispuesto a todo. Se dispuso el helicóptero, se hizo el barrido por distintos lugares para evitar que ingrese a ningún domicilio. Había que recapturarlo inmediatamente, no podíamos permitir que anduviera por las calles de nuestra ciudad", agregó.

Según relató Zárate, un efectivo de la brigada 39 informó por radio que tenía a Carmona, momento en el cual se ordenó la intervención de los equipos tácticos para ponerlo bajo custodia y en permanente vigilancia.

Por otro lado, evitó dar opiniones sobre las posibles implicancias de los efectivos en su fuga: "Soy respetuosa de las instituciones, no puedo opinar respecto a la determinación de una autoridad judicial, sería imprudente de mi parte, pero sí puedo decir que ayer la Policía de Córdoba nuevamente ha buscado y volvió a recapturarlo".

Dejá tu comentario