Economía | Carlos Paz | vacaciones de invierno | turismo

Carlos Paz: expectativas al turismo y a las vacaciones de invierno

¿Habrá vacaciones de invierno? Es lo que todos se preguntan en Carlos Paz. Marca Informativa Córdoba estuvo allí dialogando con comerciantes y vecinos.

¿Habrá vacaciones de invierno en Carlos Paz? Es lo que todos se preguntan en la villa serrana. Por lo pronto, se sabe que la Provincia de Córdoba permanecerá cerrada al turismo al menos hasta el 2 de julio y que semana a semana se evaluará la situación epidemiológica para flexibilizar el ingreso de visitantes.

La expectativa por anuncios y nuevas medidas no es menor en Villa Carlos Paz, una ciudad que vive del turismo y que desde hace tres meses no recibe visitantes. Hay, en algunos casos, cierto entusiasmo para que se habilite en forma parcial el turismo, aunque sea únicamente de forma interna en la provincia.

Si bien la pandemia golpeó a casi todos los rubros a lo largo y ancho del país, las ciudades turísticas fueron de las más afectadas. Este lunes, Marca Informativa Córdoba estuvo en Villa Carlos Paz dialogando con comerciantes y vecinos de la villa serrana sobre las expectativas por la posible temporada de invierno y sobre cómo conllevan la pandemia y las medidas restrictivas.

Las expectativas en Carlos Paz por las vacaciones de invierno

"Los comercios en este momento, sobre todo el rubro turístico en un lugar como el nuestro, no están funcionando. Particularmente no tengo expectativas para julio", abrió un vecino de la villa en diálogo con este medio. "Ahora no está entrando nadie, y si pueden entrar, también se pueden ir. Creo que hasta que no lleguemos a un punto de gente vacunada va a estar complicado, recién en diciembre", vaticinó.

Por otra parte, un vendedor ambulante que desde hace dos años se traslada desde Córdoba hacia Carlos Paz, aseguró estar a la expectativa para la temporada de invierno. "Todos los días es salir y rebuscarse la vida, haga frío, calor o esté lloviendo. (Las restricciones) impactan mucho. Estamos todos en la lucha", expresó.

En un tradicional comercio de la zona céntrica como Alfajores El Bosque, Ezequiel analizó la situación: "Como creo que a todos le ha pasado, ha sido un año bastante complicado ya que nuestro comercio es basado directamente al turismo y fue lo primero que se cerró y va a ser lo último en habilitarse". Además, agregó que si bien las expectativas siempre son altas para la temporada de invierno, aún hay que esperar para ver "qué decisiones se toman de arriba".

"El hecho de que no haya turismo influye un montón. Este rubro no es un fuerte para el vecino de Carlos Paz, lamentablemente. Estamos siendo muy afectados por las restricciones. Ojalá se levanten", comentó Iván, del local de Regionales Cumalá. "Han dejado el turismo bastante de lado. Hace varios años que trabajo en este rubro y es muy triste", afirmó.

Un análisis local

Daniel Elded Gimbatti, reconocido periodista de Carlos Paz, analizó a través de Marca Informativa Córdoba la situación de la villa serrana y la expectativa para los próximos meses:

En Carlos Paz fue tremendo el impacto. Casi, en comparación con Córdoba ciudad, como fueron las galerías comerciales que cerraron el 80% por las restricciones y que, lamentablemente, faltó vacunar más rápido. Ahora se está acelerando y ojalá podamos tener unas vacaciones de invierno un poco mejores y que el verano sea casi normal.

En Carlos Paz afectó muchísimo: locales cerrados, empleados despedidos y lamentablemente la ley de doble indemnización, o de prohibición de despidos no alcanza.

Pero la gente está muy ilusionada con que las vacaciones de invierno sean un páramo a este desastre que ha sido la pandemia y las restricciones; y por supuesto creo que todas las fichas están puestas en las próximas vacaciones de verano.

Quiero hacer hincapié en que durante la temporada de verano pasada, la gente respetó el uso de barbijos, el distanciamiento social. Los teatros, bares, restaurantes, todos respetaron y trabajaron bajo protocolo. El pueblo realmente ha hecho un gran esfuerzo para superar esta crisis sanitaria.

La gente está un poco cansada, pero tiene muchas expectativas de que esto cambie en el corto plazo, para que a partir de agosto con las vacunaciones pueda estar más liberado el tema del comercio, hotelería y gastronomía. Las expectativas son buenas.

Dejá tu comentario