Se estrena el primer largometraje del cineasta cordobés Lucas Combina

Con un gran elenco se estrena el 25 de agosto en los cines de todo el país "Un crimen argentino", el primer largometraje del cordobés Lucas Combina. Ya dirigió la exitosa serie "La Chica que limpia". El film es un thriller político inspirado en un hecho real ocurrido en la ciudad de Rosario en 1980. Se basa en la novela homónima de Reynaldo Sietecase. El elenco está encabezado por Nicolás Francella, Matías Mayer, Malena Sánchez, con Luis Luque, Alberto Ajaka, Rita Cortese, César Bordón y la participación especial de Darío Grandinetti.

Por Carlos Ruiz / @qarlos_ruiz

El hecho criminal fue en Rosario, en 1980. Las crónicas de la época hablaban de la desaparición de un conocido empresario. La época, claro, era la dictadura militar. Y toda la investigación del caso, a cargo de dos jóvenes abogados de un juzgado de instrucción, fue sobrevolada por ese fantasma opresor. Dos décadas después el escritor y periodista Reynaldo Sietecase publicó una novela sobre el caso y, basado en ella, ahora llega al cine y a las plataformas de streaming la adaptación dirigida por Lucas Combina.

- ¿Conocías el caso? ¿Habías leído la novela de Sietecase? ¿Cómo llegás a “Un crimen argentino”?

-No la conocía. Fue una propuesta del productor Juan Pablo Buscarini. Él había visto “La Chica que limpia” y le pareció que yo podía dirigir esa historia. Lo primero que hice fue leer el libro de Sietecase, que me gustó mucho. Después me llegó el guion, la adaptación que escribieron Sebastián Pivotto, Jorge Bechara y Matías Bertilotti.

- ¿Te enganchaste de inmediato con la historia o tuviste que darle la vuelta?

-No, al toque la apropié. Me gustan ese tipo de historias: el misterio, el género policial. Y me atrajo mucho que estuviera basada en un hecho real. Eso me pegó bastante. No sólo era una historia policial increíble, sino que además era una historia real. Eso era un bonus track.

- ¿Cómo fue el trabajo que hicieron para reconstruir y contar esa historia?

-Empezamos a trabajar con Juan Pablo y al poco tiempo nos paró la pandemia. Nos dio tiempo para investigar un poco más, a pesar de que el guion ya estaba cerrado. Llegué a tener el expediente completo del caso.

- ¿Eso disparó cosas que no estaban en el guión?

-Si, incluso algunas le añadieron un toque místico. En un momento estaba en Rosario, en el hotel donde trabajábamos la preproducción, leyendo el expediente, era una cosa así (muestra con sus dedos el “alto” del expediente) Entonces miro la fecha del caso y era la misma fecha que yo estaba leyendo. Fue como extraño (risas). Eso me sirvió mucho para mi trabajo. Había leído el libro, había trabajado en el guion y creía que ya lo tenía todo super estudiado, pero leer el expediente me dio un golpe. Dije: pucha, había una persona real, una familia real que pasó por esto, más allá del personaje que estábamos creando.

-Sé que filmaron en las locaciones reales, me imagino que también ahí pasó algo…

-Si, totalmente. En Rosario se sabían muchos datos del caso real. Antes de grabar estuve en el departamento donde vivía el tipo y otros lugares donde ocurrieron los hechos. Tener la responsabilidad de contar desde puntos reales te moviliza desde algún lugar y termina formándose una película diferente. Terminás conociendo cómo fue la historia, te deriva hacia otros lugares, sin olvidar el hecho de que estás haciendo ficción. No todo es tal cual. Lo que hacemos nosotros son puntos de vista, no es la verdadera historia. Nunca es la verdadera historia. Es mi punto de vista, el punto de vista de Reynaldo (Sietecase) en el caso de la novela.

Pelicula TRES.JPG

- ¿Cómo recreaste el clima opresor de la dictadura?

La película no es sobre la dictadura, pero tiene ese contexto que realmente complicó al caso, porque los militares querían resolver las cosas a su manera y ellos, en ese contexto, tenían que buscar la verdad. Entonces ahí chocan esas dos fuerzas: el juez que le tocó defender la Justicia y los militares que hacían las cosas a su manera. Obviamente que el contexto político y social del momento le dio una particularidad al caso. Quizás en otro momento hubiera sido diferente o se hubiera hecho otra investigación o quizás no hubiese habido tantos errores.

El contexto político atraviesa la historia y la termina transformando. Es caso llega al despacho del juez Suárez, en Rosario, por una denuncia sobre la desaparición de un empresario que pertenece a una familia importante. Los fiscales investigan contra reloj: es diciembre, se aproximan las fiestas, la feria judicial y las formas de los militares complejizan todo.

Embed

Un elenco de lujo

“Un crimen argentino” es presentado por Warner Bros Pictures en asociación con HBO Max. Una producción de Particular Crowd junto a Mediabyte y Pampa Films. Se estrena en salas de todo el país el 25 de agosto y luego de su paso por los cines estará disponible en HBO Max.

El excepcional elenco de “Un Crimen Argentino” es encabezado por Nicolás Francella, Matías Mayer, Malena Sánchez, con Luis Luque, Alberto Ajaka, Rita Cortese, César Bordón y la participación especial de Darío Grandinetti.

La película, que está basada en la novela homónima de Reynaldo Sietecase, es dirigida por Lucas Combina y producida por Juan Pablo Buscarini, con guión de Sebastián Pivotto, Jorge Bechara y Matías Bertilotti.

UCA_Poster Main.jpg

“La chica que limpia”

Lucas Combina estudió cine en la Universidad Nacional de Córdoba. Tuvo una destacada carrera en el mundo publicitario y del videoclip. Se radicó un tiempo en Santiago de Chile hasta que, en 2017, sintió que debía volver a Córdoba. En eso apareció la posibilidad de hacer una serie local, un policial con una idea original: “La chica que limpia”.

La “chica” es Rosa (Antonella Costa), una madre soltera que trabaja como servicio de limpieza en varios lugares. Una noche es sorprendida por un grupo de mafiosos, que la obligan a limpiar la escena de un crimen. Por su gran desempeño le pagan una importante suma de dinero y, como Rosa lo necesita para pagar el tratamiento de su hijo enfermo, continúa haciendo ese trabajo. El policía de investigaciones, Sandro (Martín Rena), se sorprende de la pulcritud de las escenas donde se cometen los crímenes que investiga.

La serie, de 13 capítulos de media hora, literalmente la rompió. Fue la primera serie cordobesa en ganar el premio Martín Fierro Federal de Oro y el Martín Fierro Federal a la mejor serie de ficción federal. Recibió el premio a la mejor dirección por la plataforma Cine.Ar y una mención especial a la dirección, otorgada por Directores de Obras Audiovisuales para Televisión (DOAT), ambos por la labor de Lucas Combina. La serie fue preseleccionada para los International Emmy Awards, un verdadero hito para el audiovisual cordobés. Además de dirigir la serie, Combina fue también guionista junto a Irene Gissara y Greta Molas. La versión cordobesa, filmada íntegramente en la provincia, fue producida por Germina Films (Jaque Productora S.A.) y protagonizada por Antonella Costa, acompañada por un gran elenco: Beatriz Spelzini, Camila Sosa Villada, Martín Rena y Marcelo Arbach.

En 2021 se realizó una adaptación mexicana (“La muchacha que limpia”) producida por WarnerMedia Latin America para HBO, protagonizada por Damayanti Quintanar. Ese mismo año, “ The Cleaning Lady ” tuvo su adaptación estadounidense producida por Warner Bros Television Studios, Fox Entertainment y Amore & Vita Productions, Inc para el canal Fox, protagonizada por Élodie Yung.

Todo estaba dado para que Lucas Combina hiciera su debut en el largometraje, con una historia oscura, policial e intrigante.

La chica que limpia.jpg

Dejá tu comentario