Deportes | Dybala | Nahuel Molina | julián álvarez

Los cuatro de Córdoba: qué le aportaron los cordobeses a la "Scaloneta"

La selección Argentina se consagró campeón del Mundo después de 36 años y tuvo aporte clave de los cuatro cordobeses.

Por Francisco Bolletta

Julián Álvarez, Paulo Dybala, Nahuel Molina y Cristian Romero se sumaron este fin de semana a la selecta lista de campeones del Mundo con la Selección Argentina, listado que se hace más corto aún si nos centramos en los nacidos en nuestra provincia.

Hasta hace una semana, eran sólo seis: Osvaldo Ardiles, Américo Gallego, Mario Alberto Kempes y Miguel Ángel Oviedo lo hicieron en 1978; mientras que en 1986 levantaron la copa José Luis Cuciuffo y Oscar Ruggeri.

De Córdoba al Mundo, se sumaron también tres localidades: Calchín (Julián Álvarez), Embalse (Nahuel Molina) y Laguna Larga (Paulo Dybala). Córdoba capital es la cuna de Cristian Romero y suma su cuarto campeón, detrás de Osvaldo Ardiles, Miguel Ángel Oviedo y José Luis Cuciuffo.

Pero más allá de datos geográficos, los datos más relevantes son los que los cuatro de Córdoba produjeron dentro del campo de juego. Cada uno, con lo suyo, fueron de vital importancia para que la "Scaloneta" vaya de menos a más y se quede con el tan ansiado título de Campeón del Mundo por tercera vez en su historia.

Nahuel Molina, el que más jugó

El lateral derecho, que se caracteriza por su capacidad de pasar al ataque, llegó siendo el titular. Sin embargo, las buenas actuaciones de Gonzalo Montiel y las variantes que "Cachete" le brindaba a Scaloni en defensa, hacían que no fuera del todo segura la titularidad del embalseño.

Pero el actual hombre del Atlético de Madrid respondió con creces y se quedó con el puesto. Jugó 567 minutos en siete partidos y fue clave tanto en defensa como en ataque, donde participó de forma directa en dos goles: ante Polonia asistiendo a Alexis Mac Allister y en los cuartos de final contra Países Bajos, donde recibió una excelsa asistencia de Lionel Messi para abrir el marcador.

El "Cuti", un líder en la defensa

Además de tener a un zaguero experimentado como Nicolás Otamendi, Scaloni pudo contar con Cristian Romero que fue titular en todos los encuentros menos ante México. Su rendimiento fue como el equipo: de menos a más.

Llegó exigido desde lo físico pero, en la final, rindió con creces. A tal punto que fue el jugador con más recuperaciones (12) y más despejes (9) en el partido decisivo. En total, el hombre del Tottenham, realizó 25 despejes y ganó 21 duelos.

Julián Álvarez, la revelación

El "Araña", que ya es ciudadano ilustre de su Calchín natal, fue el segundo goleador del equipo y el cuarto con más tantos en la Copa del Mundo de Qatar 2022. Si, con sólo 22 años se metió en el Top 10 de goleadores argentinos en la historia de los Mundiales.

Llegó siendo suplente de Lautaro Martínez, pero el flojo rendimiento del "Toro" hicieron que Scaloni busque otra alternativa en su fauna de delanteros y se quede con el "Araña". El jugador del Manchester City realizó ocho tiros a puerta: la mitad fueron goles.

Convirtió ante Polonia por la Fase de Grupos, ante Australia por los Octavos de Final y metió un doblete contra Croacia: el primero con una memorable corrida individual a pura potencia y el segundo con una asistencia de Messi luego de una increíble jugada del "10" argentino.

Dybala, clave en 18 minutos

El delantero de la Roma llegó a la Copa del Mundo después de una lesión y una inactividad de cerca de seis semanas. Fue duda hasta último momento en la lista, pero Scaloni lo convocó y durante los primeros cinco partidos no lo utilizó.

Entró ante Croacia para jugar los últimos minutos cuando el encuentro ya estaba liquidado con un claro 3-0. En ese momento, el DT aprovechó para hacer jugar a los tres hombres de campo que aún no habían sumado minutos: Dybala, Ángel Correa y Foyth.

En la Finalissima ante Italia, Paulo Dybala entró en tiempo adicionado y le alcanzó para marcar el gol que selló el 3-0 definitivo. En la Final de la Copa del Mundo, lo hizo también cuando el tiempo se terminaba: a los 120 minutos ingresó y eso le alcanzó para hacer un despeje clave ante Mbappé que quedaba de frente el arco en una demoledora jugada individual.

Luego, en la tanda de penales, no falló: convirtió el suyo y puso su granito de arena para que Argentina se quede con el título de Campeón del Mundo por tercera vez en la historia.

Dejá tu comentario