Córdoba | Marca Informativa Córdoba | Alfonso Mosquera

Córdoba: para Mosquera "el comportamiento ha sido correcto"

El ministro de Seguridad de Córdoba lamentó la cantidad de fiestas clandestinas, aunque sostuvo que en líneas generales se respetaron las medidas.

Un total de 130 fiestas clandestinas fueron desarticuladas en Córdoba durante el fin de semana, mientras que 82 personas terminaron detenidas por incumplimiento a las medidas sanitarias, aunque autoridades destacan el "correcto comportamiento" en cuanto a las medidas restrictivas" en general.

Así lo describió a Marca Informativa Córdoba el ministro de Seguridad de la Provincia, Alfonso Mosquera, quien aseguró que "el comportamiento ha sido correcto, ha alcanzado plenamente las expectativas que se tenía por el DNU presidencial".

Sin embargo, el funcionario opinó que "como ocurre en todas partes del mundo hay personas reticentes, la Policía siguió un plan de contingencia con los municipios, esos contribuyó para desactivar 130 fiestas clandestinas".

Además "hay 82 detenidos que son los organizadores de las fiestas", 35 en la capital y 47 en el interior, mientras que una gran cantidad de personas "fueron multadas por asistir a esos eventos", que en la mayoría de los casos son organizadas "con anticipación", subrayó el ministro.

Asimismo, aclaró que en las rutas tuvieron que hacer regresar a personas que llegaban sin autorización, con el propósito de realizar turismo: "Se les explicó que eso no estaba permitido, estaba vedado y eso pasó en distintos límites de la provincia. Sobre todo en la autopista Rosario-Córdoba", dijo.

Mosquera recibirá mañana el alta para finalizar el aislamiento tras haber contraído Covid-19, enfermedad que atravesó sin mayores complicaciones en su domicilio y con "solo síntomas".

Respecto a las fiestas desactivadas, en un primer momento se había informado que eran 119, aunque se confirmaron 11 más en los registros de las últimas horas.

Se labraron 823 multas por incumplimiento a la ley 10.702, y se controlaron 7.053 vehículos, de los cuales uno fue secuestrado y trasladado, y 9.944 personas.

De esos vehículos, a 420 se les indicó que no podían avanzar y los conductores tuvieron que volver, al igual que 719 de las personas controladas.

Los datos fueron compartidos por la Dirección General de Tecnología de la Información y Análisis Estadístico de la Policía de Córdoba.

En algunas de las fiestas clandestinas realizadas, por ejemplo en Río Cuarto, la cantidad de participantes superó las 300 personas entre la noche del viernes y la madrugada del sábado.

En la capital provincial, en barrio Liceo. se desarticuló un evento con más de 50 personas, y en ambos casos fueron detenidos los organizadores. En esa fiesta algunos policías fueron agredidos por los participantes, aunque solo se registraron heridas menores.

El subjefe de la Policía, Ariel Lecler, manifestó en declaraciones a medios locales que en caso de que la gente esté circulando sin permiso se les pide que vuelvan a sus domicilios, aunque la intervención es más fuerte en las fiestas clandestinas.

A raíz de eso, remarcó que "en la madrugada del sábado hubo cuatro efectivos con lesiones menores en la zona de barrio Liceo. Al concurrir los móviles, las personas que estaban agredieron al personal y a los móviles. Eran entre 40 y 50".

Por otra parte, aclaró que los controles sobre los comercios dependen de los municipios, y son acciones que “exceden a la Policía”.

Dejá tu comentario