Política | Martín Llaryora | ley ómnibus | Córdoba

Llaryora rechazó la implementación de cuasimonedas: "Haremos todo el esfuerzo para no llegar a eso"

El gobernador cordobés se encuentra en Buenos Aires discutiendo cambios en la Ley Ómnibus. Retenciones, privatizaciones y jubilaciones, los temas centrales en la negociación.

En ese contexto, brindó una entrevista al programa de streaming Neura y se refirió a otro tema económico sobre el que se viene especulando: la posibilidad de implementar una cuasimoneda en Córdoba.

El mandatario fue contundente en su respuesta: “Descarto la cuasimoneda para nuestra provincia”. En esa línea remarcó que harán “todo el esfuerzo para no llegar a eso”.

También se refirió a lo que está pasando en La Rioja. Cabe recordar que hace semanas el gobernador de ese distrito, Ricardo Quintela, consiguió el apoyo del legislativo local y pondrá en circulación los bonos llamados Bocade.

“Creo que si Quintela lo hizo es porque debe estar en una situación muy complicada y la tiene que explicar él”, sostuvo Llaryora. Y subrayó: “No creo que ningún gobernante quiera llegar a esa situación porque sabemos que es desfavorable, traumática y difícil. Yo no quisiera estar nunca en esa situación”.

Cabe señalar que las cuasimonedas son bonos emitidos por un gobierno provincial y que se suman a la circulación del peso por lo que pueden usarse como medio de pago.

A lo largo de la historia argentina estos instrumentos fueron implementados en reiteradas ocasiones. El ejemplo más cercano en el tiempo en nuestra provincia son los Lecor (Letras de Cancelación de Obligaciones Provinciales de Córdoba) y Lecop (Letras de cancelación de obligaciones provinciales), que estuvieron vigentes entre 2001 y 2002.

En conversación con El Doce, el economista Marcelo Capello advirtió sobre las posibles consecuencias de estos bonos. Dijo que estos instrumentos suelen generar mayor inflación en las provincias que los emiten e implican la creación de un mercado paralelo para los mismos en los que se paga menos de su valor nominal.

Embed

Retenciones y privatizaciones: Llayora presiona en Capital Federal por cambios en la Ley Ómnibus

Junto a su par de Santa Fe Maximiliano Pullaro, el gobernador cordobés lidera las negociaciones en Buenos por modificaciones en la Ley Ómnibus que impulsa el presidente Javier Milei en el Congreso. Considera que la Ley debe salir, pero “debe salir como entró, como un ómnibus no como un fitito”, de acuerdo a lo dicho a Perfil por un asesor cercano al mandatario.

“Le estamos ayudando al gobierno nacional a no romper el tejido productivo del interior”, remarca Martín Llaryora. Busca que un par de artículos se modifiquen. Hay aspectos que considera “errores garrafales”, uno de ellos es ponerle más retenciones a las exportaciones.

“Ponerle retenciones a quienes generan trabajo es un error garrafal. En otros países se ayudan a exportar”, indicó en la entrevista con Alejandro Fantino en Neura.

El gobernador de Córdoba mantuvo reuniones clave junto a los legisladores del bloque Hacemos Coalición Federal que preside Miguel Angel Pichetto. Leen y modifican artículos que deben cambiarse, modificarse antes que le Ley llegue al recinto. “Fabricar algo en Argentina y buscar un mercado es tremendamente difícil, y a eso le pones retenciones. Pero aparte son economías regionales o micro economía, le haces perder mercados. El maní por ejemplo, son años de trabajo y un impuesto te las deja fuera del mercado”, aclaró el mandatario.

Todos juntos apuntan a dos artículos: retenciones y privatizaciones. Llaryora no quiere que la ley se caiga, busca acompañar, “ayudar”, según sus palabras.

En el encuentro con los diputados agregaron un tercer punto: jubilaciones. "Vamos a ajustar las negociaciones porque tenemos disidencias parciales con la propuesta del oficialismo", deslizó un diputado del espacio al salir de la reunión de bloque pasó a un cuarto intermedio a la espera de ver qué posición asumen los radicales y que señales dan desde el mismo oficialismo.

Llaryora y Pullaro dejaron tarea a los legisladores clave para acompañar la iniciativa oficialista, pero se llevaron un pedido: juntar a 16 gobernadores, entre los de Juntos por el Cambio y los espacios provinciales para que fijen una posición frente a las medidas del Gobierno.

Una de las ideas que tiene el mandatario cordobés es un plan canje de impuestos: “es mejor que aparezca un nuevo impuesto para los que generan y producen que subir las retenciones. Siempre pagan los que generan riqueza”.

“Yo uno de los gobernadores que he salido a acompañar la institucionalidad. Lo importantes es lo que uno hace no lo que dice. Ese acompañamiento debe ser inteligente. No podés hacer un acompañamiento zonzo”, expresó en Neura.

La privatización del banco Nación

Uno de las posturas innegociables de Martín Llayora es mantener en manos y control de Estado el banco Nación. “Yo creo que no hay que privatizar el banco Nación. Es un instrumento de crédito argentino y tiene una penetración muy difícil de substituir. Creo que el Congreso pueda tamizar para que no vengan los de siempre a hacer negocios y después vendan”.

El gobernador lo considera una herramienta clave dispersa en todo el país, hasta en lugares que no llegan los privados. “Cuando vos salís de Capital Federal, piensen en los del interior, el banco tiene una capilaridad, ¿quiénes llegaran con los créditos? ¿quiénes los atenderían? Yo al Inta o Arsat no los suelto. Además, los precios de las empresas están regalados, por la crisis del país. La fábrica de aviones de Córdoba tiene una oportunidad enorme, se puede convertir en un taller único en Sudamérica. Hay empresas que pueden ser rentables y otras estratégicas”, detalló.

Nosotros queremos ayudar, pero la ayuda es como el tango, se baila de a dos. Se deben dejar ayudar. No hay que creerse autosuficiente. Esta Ley hay que tratarla rápido”, expresó en la prensa porteña.

Con información de El Doce y Perfil

Dejá tu comentario