Río Cuarto | Salud | coronavirus

Río Cuarto: 150 pacientes bajo seguimiento en sus domicilios

A la atención que se realiza desde el año pasado se le sumarán más de 100 nebulizadores para aplicar ibuprofeno inhalado en las viviendas particulares.

Actualmente, casi 150 pacientes infectados de coronavirus están bajo seguimiento domiciliario en Río Cuarto. Es decir, el Municipio los controla en sus respectivas viviendas vía telefónica y con la presencia de médicos. El objetivo es darles el mejor tratamiento posible para evitar que lleguen a ocupar una cama en las clínicas o el Hospital. En ese marco, tal como anticipó Puntal, en breve incorporarán nebulizadores para aplicar ibuprofeno inhalado, uno de los métodos que se utilizan para contrarrestar el avance del virus.

El secretario de Prevención y Promoción de la Salud, Lucas Stefanini, aseguró a Puntal que serán al menos 100 los equipos con los que contará la Comuna para potenciar la asistencia y afirmó que el medicamento será provisto por el Ministerio de Salud de Córdoba.

“La idea es llegar a los 120 nebulizadores a pistón, que son los que se utilizan para nebulizar con esta sustancia. También hemos conseguido saturómetros, los aparatos que van en el dedo del paciente y que sirven para medir la saturación de oxígeno y la frecuencia cardíaca. Sirven para medir la respuesta al tratamiento. La idea es que el equipamiento sea manejado por los médicos y kinesiólogos, una vez que nosotros definamos qué pacientes van a recibir este tratamiento. Seguramente serán los que tengan más riesgo de evolucionar en una enfermedad más severa, como los pacientes mayores de 60 años o con muchas comorbilidades”, explicó el médico infectólogo.

-El objetivo es que esos pacientes no lleguen a internarse…

-Sí, son tratamientos que actualmente se utilizan con la idea de que los pacientes no terminen con una neumonía grave que requiera internación. Por eso, es muy importante el momento en el que se empieza la nebulización. Siempre es mejor hacerlo de manera precoz.

-Sin embargo, no todos utilizan el sistema de ibuprofeno inhalado. Algunas clínicas lo consideran un mecanismo exitoso y otras dicen que no está comprobado que dé buenos resultados…

-El tratamiento es recomendado por el Ministerio de Salud de Córdoba. Ellos son los que han adquirido las drogas, ya que entienden que el tratamiento funciona. Esto no quiere decir que todos los pacientes se curan a partir del ibuprofeno inhalado. Es un tratamiento más que puede ayudar, pero no es el único. No hay un tratamiento milagroso para el Covid-19.

-No a todas las personas les da el mismo resultado un determinado tratamiento…

-No, es así. Estamos en un momento complejo. Uno trata de hacer lo que más se puede, siempre con el parámetro de no dañar al paciente.

-¿El ibuprofeno se utiliza en alguna franja etaria particular?

-Se lo usa en pacientes que, independientemente de la edad, tienen una evolución más tórpida de la enfermedad. Estamos hablando de pacientes ambulatorios. De todos modos, no es el único tratamiento que reciben.

-¿Cómo evalúan el trabajo que están haciendo en los domicilios?

-Nos ha servido mucho para contener a los pacientes, en todo sentido. Es decir, los contenemos tanto en lo que respecta a su estado físico, como en el aspecto emocional. Que un médico vaya a tu casa y te controle te da cierta tranquilidad. La gente nos agradece mucho eso. Además, estamos controlando gente con Covid, contactos estrechos y personas no infectadas, pero que son de riesgo.

-¿Hay mucha gente bajo tratamiento domiciliario?

-Hay casi 150 personas en seguimiento. Tenemos dos equipos, uno contratado por la Provincia, por medio de una empresa privada, y otro contratado por la Municipalidad. Ambos trabajan en conjunto siguiendo una nómina de pacientes. Es una de las múltiples estrategias que se han sumado para mejorar la atención en este tiempo.

Dejá tu comentario