Negocios | Jesús María | agrotécnica |

Agropago: simplificando las transacciones financieras para el campo

La innovadora plataforma que administra los pagos del sector agrícola mediante tarjetas bancarias está experimentando un crecimiento sin precedentes. Entrevista exclusiva con uno de sus fundadores.

Por Mariano Migliazzo

La industria agropecuaria, una de las actividades económicas de mayor importancia para nuestro país, encontró en Agropago una solución innovadora para las transacciones financieras. Fundada por Ignacio Martín y Patricio Bacigalupo, esta empresa cordobesa surge de la articulación entre el conocimiento tecnológico y la experiencia en el sector agropecuario.

La plataforma, que integra diversos medios de pago para el agro, simplifica un proceso que antes era muy burocrático y poco práctico: cada banco tiene sus propias tarjetas cerradas, lo que dificulta las transacciones para productores y comercios. Agropago vino a facilitar este proceso unificando todos los medios de pago en un solo lugar.

principal verde.png

Además, su visión va mucho más allá de simplemente mejorar las transacciones financieras. La apertura de un mercado de capitales único en el sector, que ofrece a comercios y productores la posibilidad de financiarse de manera innovadora, demuestra la confianza han generado a lo largo de los años y su constante búsqueda por romper las diferentes barreras que existen y mejorar el sistema.

En una entrevista exclusiva con Marca Informativa Córdoba, Ignacio Martín, director y Co-Fundador de Agropago, revela cómo fue el arduo camino recorrido y los logros alcanzados. Además, comparte cómo lograron consolidarse y expandirse por todo nuestro país. También, destaca que la pandemia catalizó el crecimiento exponencial de la empresa.

IMG_5811.jpg
Ignacio Martín, uno de los fundadores de esta innovadora iniciativa.

Ignacio Martín, uno de los fundadores de esta innovadora iniciativa.

¿Qué inspiró la creación de Agropago y cuál fue su evolución desde entonces?

La idea debe estar desde hace siete años. Con Pato éramos compañeros de colegio, el se dedicó al agro y yo vengo del palo tecnológico. Él me comentó esta necesidad no resuelta y a partir de esa idea, nosotros arrancamos a trabajar en esto después de nuestros otros trabajos y tuvimos el primer aporte de capital. Fueron unas personas de Jesús María que decidieron confiar en el proyecto. Nosotros buscábamos ese primer empujón que nos permitiera dejar nuestras actividades. Cuando apareció esa primera apuesta, dejamos los empleos que teníamos y nos metimos de cabeza en esto.

¿Cuál es el objetivo principal de Agropago y cómo ha simplificado el proceso de transacciones financieras en el agro?

Agropago es una plataforma que integra medios de pago para el agro. Nuestra función es aglutinar todos los medios de pago que existen en el agro para transaccionar y poder dárselo al productor y al comercio de una manera simplificada. Las transacciones en el agro, antes de la existencia de Agropago, sobre todo en las tarjetas de crédito rurales, tenían un tratamiento bastante burocrático, tanto para el productor como para el comercio. Las hacía poco útiles. Nosotros con la plataforma mejoramos la aceptación de las tarjetas, simplificando el proceso.

¿Cuáles son los principales dolores que identificaron en las transacciones con los bancos? ¿Cómo lograron simplificar ese proceso?

El proceso es engorroso porque cada banco tiene su tarjeta y son cerradas. Si un comercio quiere aceptar la tarjeta Galicia Rural, tiene que tener cuenta en ese banco, tanto el comercio como el productor. Como comercio, tendrías que tener muchas cuentas abiertas de distintos bancos. Nosotros vinimos a facilitar esos procesos a través de la plataforma. Empezamos con las tarjetas, fuimos a las transferencias y ahora estamos yendo a la cobranza con granos.

Embed
Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida por Agropago (@agropago.ar)

¿Cómo funcionan las tarjetas rurales?

Las tarjetas rurales tienen un vencimiento que va de la mano con el ciclo productivo, no mensualmente. Es una fecha que la define el productor. Estos son acuerdos particulares que hacen los productores con los bancos. La tarjeta no es de la persona sino de los campos. El límite depende de cuántas hectáreas tiene para producir. Solo la puede usar para comprar insumos.

Además, estructuraron un mercado de capitales…

Si, hemos estructurado un mercado de capitales hace un año y medio para poder darle al comercio y al productor la posibilidad de financiarse a través de este. No hay otro instrumento como el que creamos. Tuvimos que trabajar mucho y romper muchas barreras para poder lograrlo. Hace un mes que ya está activo y permite a cualquier comercio del sector, ofrecer financiamiento. Eso habla de la confianza que generó Agropago a lo largo de estos años. Esto es algo poco común. Estamos trabajando en el mercado de capitales

¿Qué desafíos enfrentaron al introducir a Agropago al mercado? La pandemia fue un punto clave para ustedes…

Nosotros salíamos de las reuniones donde los bancos nos decían ‘dejen de intentarlo porque no se puede hacer’. Yo salía con la cabeza explotada y Pato decía que teníamos algo que ‘le jodía a los bancos, vamos por acá’. Nosotros recibimos la inversión de las personas de Jesús María y nos quedaban 300 dólares. Yo tengo una familia, en ese momento me acuerdo que le dije a Pato ‘hasta tal mes estoy y si esto no arranca, voy a tener que buscar otra cosa’. No era dejarlo sino buscar otra cosa más. Justo ahí, una multinacional de Buenos Aires quería comprar una parte del proyecto. En ese momento, descubrí que había cierto interés por lo que hacíamos. Esa validación era importante. Después, pasó que una empresa chilena hizo las primeras operaciones con nosotros. Empezamos a operar en diciembre de 2019 y en marzo de 2020, empezó la pandemia. Ahí hubo una explosión. Todos esos clientes que habíamos ido a buscar, nos llamaron. Necesitaban cobrar pero sin presencialidad”.

IMG_7135-_1_.jpg
El equipo de Agropago, durante una reunión.

El equipo de Agropago, durante una reunión.

¿En qué regiones opera principalmente Agropago y cuál es su alcance geográfico?

La plataforma funciona en toda Argentina. Nuestros principales clientes son de CABA y Provincia de Buenos Aires. Estamos en Córdoba, Santa Fe y en la Pampa. Estamos presentes en toda Argentina.

¿Por qué decidieron abrir una sede en Buenos Aires?

La idea de la sede en Buenos Aires es porque muchos de nuestros clientes están en Córdoba y muchas de las gestiones hay que hacerlas en Buenos Aires. Muchas veces, cuando vamos a los bancos de Córdoba, desde las sucursales nos mandan a la casa matriz que estaba allá. Trasladamos toda la apertura de cuentas para Buenos Aires. Es una base estratégica para nosotros. Tanto en el área comercial como para la gestión.

Embed
Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida por Agropago (@agropago.ar)

¿Cuáles son los próximos pasos o metas que tiene Agropago en términos de crecimiento y desarrollo?

Muchos de los objetivos que tenemos en cualquier plazo es mantener la forma que tenemos de trabajar. No tenemos ambición de llegar a un punto, quizás depende a quien le preguntes y a qué área. Yo, desde el directorio y hablando por mi, lo que más trato en este proceso de crecimiento agresivo, es que no cambie la cultura. El hecho de ser cada vez más, nos obliga a ganar ciertas cosas y perder otras. En ese sentido, un objetivo claro, es mantener una coherencia en la forma que tenemos de hacer las cosas respetando nuestros valores.

La cultura y los valores, algo clave en Agropago…

La cultura nos define un montón. Es algo que se nos enseña. La vida te va llevando por un camino, cuando crees que sabes todas las respuestas, el universo te cambia todas las preguntas. Acá no hay un hueco que llenar, acá hay una energía que está fluyendo y la vas a aportar en la medida que quieras o puedas. Para mí un gesto inicial, es darle la llave y el código de la alarma a todos los que trabajan para que vengan cuando quieran. Lo que genera, en la persona que lo recibe, es una gran responsabilidad. No limitamos a nadie en lo que puede hacer. Podés llegar a donde quieras, eso recae en tu ser y en tu accionar.

Dejá tu comentario