Sociedad | Hospital de Urgencias | Córdoba |

La mamá de Jonás, el joven herido durante un robo: "La bala le rozó el corazón"

Noelia Arancibia aseguró que el proyectil pudo ser retirado del cuerpo de su hijo gracias a una operación a corazón abierto. Su testimonio, en esta nota.

Un nuevo hecho de inseguridad ocurrió este martes por la noche en barrio Ituzaingó Anexo. Jonás, un joven de 18 años, salía del gimnasio cuando fue interceptado por tres delincuentes que intentaron quitarle su teléfono celular. Tras un forcejeo e intento de robo, recibió un disparo que lo hirió de gravedad y por ello tuvo que enfrentar una cirugía a corazón abierto en el Hospital de Urgencias.

Su madre, Noelia Arancibia, confirmó que su hijo se encuentra internado en terapia intensiva en el nosocomio municipal. Todo ocurrió a dos cuadras de su casa. Vecinos de la zona reclamaron ayer por más seguridad en el barrio, y solicitaron mayor presencia policial.

En conversación con la corresponsalía de IP Noticias en Córdoba, Noelia detalló que la bala le rozó el corazón y que tuvo que ser operado a corazón abierto porque el proyectil quedó justo detrás del órgano. Finalmente, la bala pudo ser retirada por los médicos del Hospital de Urgencias.

Asimismo, explicó que tienen que realizarle otros estudios cardíacos para saber si la herida requerirá de una nueva intervención quirúrgica o no.

La mamá, sumamente preocupada por la situación de su hijo, relató que Jonás estuvo consciente todo el tiempo, aún mismo al ingresar al nosocomio provincial. Actualmente se encuentra estable y en coma inducido por al menos 48 horas para ver cómo progresa su estado.

Embed

Consultada sobre cómo fue el momento en el que encontró a su hijo herido, aseguró: "Él estaba tirado en la calle, donde lo habían abordado, y me dice 'mamá, me pegaron un tiro' y no me dice si le quisieron robar o qué, porque tenía todas sus pertenencias". Luego el joven le relató a su madre que fue atacado por tres chicos en una moto, uno de ellos con el pelo claro: "Eso fue lo único que repetía constantemente", afirma Noelia sobre el visible estado de nervios en el que se hallaba su hijo.

La mujer también dijo que Jonás había acompañado a un amigo hasta su casa luego de salir del gimnasio y que fue abordado cuando ya se encontraba solo.

Por el momento no se conocen detenciones relacionadas con este ataque. En conversación con Radio Universidad, Noelia había asegurado que no hay presencia policial regular en su barrio y que la inseguridad está en aumento. “Si mi hijo se muere, a mí quién me lo devuelve. Ayer llegué y había cuatro patrulleros. De qué me sirve a mí eso, para qué lo quiero. Los necesitábamos antes”, afirmó consternada.

“Es muy injusto que mi hijo esté peleándola para salir de ahí (del hospital), para desconectarse de todos esos cables que lo mantienen con vida, y que la Policía no pueda encontrar a los responsables”, aseguró.

Dejá tu comentario