Deportes | Cristian Romero | Argentina | Copa América

Cristian Romero, de barrio Las Flores a campeón de América

Jugó en San Lorenzo, Talleres, Belgrano y vivió un mes de gloria: se convirtió en una pieza importante de la Selección y se consagró campeón de la Copa América.

Hace 39 días, el cordobés Cristian Romero recibía la confirmación de Lionel Scaloni para ser titular en el encuentro de la Selección Argentina ante Chile, por las Eliminatorias Sudamericanas. Ayer llegaba tras una lesión, pero pidió jugar y cumplió con creces para convertirse en campeón de la Copa América.

El "Cuti" formó parte de los partidos contra Chile y Colombia por Eliminatorias, dos empates que sirvieron al equipo como preparación a la Copa América que comenzaría unos días después. En ese periplo, aprovechó para marcar su primer gol en la Selección Argentina.

Luego, la Copa América no resultó ser lo que esperaba: no por rendimiento, ni por decisiones del entrenador, sino porque dos lesiones le impidieron tener continuidad. Se perdió el debut ante Chile, y tras completar los triunfos ante Uruguay y Paraguay, otra molestia le impidió estar frente a Bolivia, Ecuador y Colombia.

Pero soñaba con estar en la final y, a pesar de no llegar al 100% desde lo físico, jugó 79 minutos de alto nivel que le posibilitaron a Argentina mantener el arco en cero.

De Las Flores al mundo

El actual defensor del Atalanta, pretendido por el Manchester United según anuncia la prensa italiana, fue galardonado por la Serie A italiana como el mejor defensor de la temporada pasada. Por el torneo local jugó 31 partidos y marcó dos goles, mientras que entre Coppa Italia y UEFA Champions League sumó 11 participaciones más y un gol, ante el Midtjylland danés.

Futbolísticamente nació en barrio Las Flores, jugando para "los turcos" de San Lorenzo de ese barrio de la zona sur de la ciudad de Córdoba. Allí dio sus primeros pasos jugando en las divisiones inferiores de la Liga Cordobesa de Fútbol.

image.png
Foto gentileza Pasión por el Ascenso.

Foto gentileza Pasión por el Ascenso.

Más tarde, aunque es un pasado que pocos recuerdan, pasó por Talleres. Fue cedido a préstamo y lo tomó como un salto de calidad, por lo que significaba el paso a la institución de barrio Jardín. Sin embargo, no todo fue color de rosas. En una entrevista realizada por Radio Impacto en 2016 mencionó parte de la historia.

Estuve dos años, fui porque tenía muchos amigos. Pero decidí ir a Belgrano, porque soy hincha. En Talleres se enojaron los dirigentes y un coordinador, no recuerdo el nombre Estuve dos años, fui porque tenía muchos amigos. Pero decidí ir a Belgrano, porque soy hincha. En Talleres se enojaron los dirigentes y un coordinador, no recuerdo el nombre

Más tarde lograría otro sueño, jugar en el club donde es hincha: llegó al "Pirata" y en 2016 integró el plantel superior por primera vez. El 28 de agosto de 2016, con Esteban González como DT, fue titular en un encuentro ante Independiente. Emiliano Rigoni, otro surgido de la cantera "celeste", fue el autor del gol rival.

19 partidos jugó el "Cuti" Romero en Belgrano y, según expresó en TNT Sports en 2020, entró en conflicto con la dirigencia que por ese entonces encabezaba Jorge Franceschi

Me pasaron millones de cosas con gente de adentro. No me vendían, no me querían dar a préstamo, no jugué por dos años y medio. El actual presidente, con el que no tengo buena relación, me la hizo pasar mal

Genoa pagó 2 millones de euros por el pase del jugador y, poco tiempo después, la Juventus posó sus ojos en el exjugador de San Lorenzo. El gigante italiano desembolsó 24 millones de euros por su ficha y un 10% le correspondió al "Pirata". Nunca jugó en la "vecchia signora", porque fue cedido a Genoa y, ahora, Atalanta.

Además de los cinco partidos entre Eliminatorias y Copa América, Cristian Romero fue pieza importante en el Sudamericano sub 20 que se disputó en 2017, en Ecuador.

https://twitter.com/CutiRomero2/status/1414070933397049344

"No me la pierdo ni en p..."

Luego del partido, entrevistado por los medios, expresó su desahogo por poder jugar luego de haber transitado dos pequeñas lesiones en una semana: "No me podía perder este partido. Estuve enojado y triste porque no me lesiono casi nunca y la vez que me toca venir, sufro dos lesiones en una semana. Cuando pasamos a la final dije no me la pierdo ni en pedo, haré algo. Me trataron de la mejor manera y por suerte pude llegar, jugarla y aportar al equipo", contó.

Cuando pasamos a la final dije no me la pierdo ni en pedo Cuando pasamos a la final dije no me la pierdo ni en pedo

"Me pone muy feliz poder aportar a la generación de Messi, Kun (Agüero), Di María y Nico (Otamendi), porque tantas veces la tuvieron cerca y fueron criticados. Son un fenómenos. Todavía no caigo. Estoy feliz de lo que me toca vivir, estoy feliz por nuestro país y la selección porque se lo merece", cerró.

Dejá tu comentario