Sociedad | córdoba | Leonor Silvestri | vacuna

Padece enfermedad de Crohn y, por no tener domicilio en Córdoba, no puede recibir la vacuna

Es el caso de Leonor, una mujer de 45 años que padece la enfermedad de Crohn. Vive en Villa Giardino por recomendación médica y no puede salir a realizar trámites.

Leonor Silvestri padece de enfermedad de Crohn, una enfermedad inflamatoria crónica de tipo gastrointestinal que le fue diagnosticada en 2014. En marzo de este año se mudó a Villa Giardino, destino que habitualmente elegía para vacacionar por recomendación médica de alejarse del estrés que le puede provocar la vida en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, lugar donde legamente es residente.

En diálogo con Marca Informativa Córdoba, expresó que por ser parte del grupo de riesgo, discapacitada legal y tener sistema inmunosuprimido, está en estricto aislamiento y es una de las tantas historias de vida que necesitan la vacuna contra el Covid-19. Esta nueva etapa de pandemia y de su vida la encontró en Córdoba, sin la posibilidad de regresar, por el momento, a Buenos Aires.

Sin embargo, a pesar de estar registrada en Ciudadano Digital y cumplir los pasos correspondientes, después de 60 días de espera, llegó a su teléfono una notificación. Pero no fue la noticia que deseaba: en la misma se le informó que, hasta que no cambiara el domicilio en su documento, no podrían asignarle la vacuna contra el Covid-19.

"Debido a mi enfermedad tengo el sistema inmune suprimido y estoy en aislamiento estricto desde el 10 de marzo de 2020. No puedo ir a hacer trámites presenciales a lugares públicos, sea tramitar un certificado de residencia a la comisaría con dos testigos, ni estar con gente, ni acercarme a la Municipalidad", aseguró Leonor a Marca Informativa Córdoba.

Leonor Silvestri tiene 45 años y es escritora, traductora y profesora de filosofía especializada en literatura clásica y poesía antigua. En 2014, cuando recibió el diagnóstico de su enfermedad, realizó el ensayo Games of Crohn: diario de una internación, donde relata situaciones de vida con la enfermedad.

gamesofcrohn.jpg

Además, teme que en caso de enfermarse no pueda conseguir un respirador: "Yo tengo una discapacidad. Si cayera enferma de cualquier cosa y tuvieran que conectarme un respirador, probablemente no pasaría la evaluación del comité de bioética, el llamado triage", explica.

Por otra parte, lamenta la demora de más de dos meses entre que solicitó la vacuna y la primer respuesta obtenida. "No estoy solicitando ningún disparate. Soy una persona que cumple con su aislamiento de manera estricta, que debe ser vacunada y no lo está logrando pese a haber hecho todos los trámites. Solo trabas y más trabas que ponen en riesgo mi integridad física", confirmó.

También contó a este medio que solicitó ayuda a la Defensoría del Pueblo, pero le reiteraron que necesitaba realizar el trámite de cambio de domicilio para que se le pudiera asignar un turno de vacunación: "Me dijeron que tenga fe", aseguró.

Por otro lado, también expresó cierto descontento hacia la gestión del Gobierno nacional: "Hice todo tal cual lo dice el presidente, mientras veo al señor Ginés sin barbijo en Madrid dando charlas sobre gestión de pandemia", expresó.

"¿Qué más tengo que hacer para que mi derecho a la vida este garantizado? ¿Dónde está la accesibilidad para las personas enfermas como yo? ¿O se trata de la cruel gestión 'tanatopolítica' y el exterminio de las personas vulnerables?", se preguntó Leonor.

Dejá tu comentario