desaparecido | investigación | Córdoba

"Tengo la esperanza de que se haya confundido y perdido"

Inés Saad, hija del hombre desaparecido hace dos semanas en barrio Escobar, habló con Marca Informativa Córdoba sobre la búsqueda de su padre y lo avances de la investigación.

Inés y Javier Saad, junto a la Policía de Córdoba y a la Fiscalía de instrucción Distrito IV turno 1°, emprendieron una investigación para encontrar a Eduardo Saad, un hombre de 77 años que está desaparecido y fue visto por última vez el 30 de junio en las zonas de barrio Escobar y San Martín.

La hija de Saad, habló con Marca Informativa Córdoba sobre la búsqueda de su padre y los avances en la investigación.

Sobre el día en que desapareció Eduardo, Inés explicó que sus padres "están separados hace nueve años pero tienen una buena relación. Él vive en San Martín y ella en Escobar. Al lado de la casa de mi mamá hay una cochera y mi papá a veces dejaba el auto ahí y después se volvía caminando o en taxi. El 30 de junio mi mamá se fue temprano al médico en Laguna Larga y cuando volvió encontró la camioneta de mi papá estacionada en la calle, cerrada con llave pero mi papá no estaba. A mi mamá le llamó la atención y lo empezamos a llamar pero no respondía. Sus vecinos se asomaron a ver sus cosas y vieron el teléfono cargando. Esperamos una noche y al día siguiente entramos con llaves que tenía mi mamá para ver si estaba descompuesto en el baño pero tampoco había señales. Él dejó todas sus pertenencias, sus remedios, su dinero y la tarjeta".

También indicó que los investigadores "hicieron rastrillajes en la costanera de Córdoba hace unos días, porque él a veces se volvía desde lo de mi mamá caminando pero últimamente caminaba tres o cuatro cuadras y se cansaba entonces se tomaba un taxi. Desde la Policía nos explicaron que no rastrillaron antes porque si cayó al agua, con el frío el cuerpo tarda más en flotar".

Inés Saad advirtió que a dos semanas de la desaparición no tienen ni una pista: "Estuvimos reunidos con integrantes de la Policía, vino a casa un psicólogo. La verdad están pendientes y comprometidos. Nos informaron que desde ayer empezaban la investigación de cero porque habían terminado la primera ronda de investigación y no encontraron ninguna punta para orientarse entonces empezaron a reconstruir todo de nuevo".

Además, la hija del hombre que es intensamente buscado en Córdoba desde el 30 de junio, se manifestó sorprendida ante la ausencia de testigos: "Una vecina nos dijo que lo vio ese miércoles cerca de las 12 como si estuviera buscando algo en la camioneta que se le había caído y que ella no se animó a saludarlo porque hacía mucho que no lo veía. Es la única persona que nos dijo haberlo visto. Nos llama la atención porque fue a plena luz del día, hasta pasa un colectivo por ahí y nadie vio nada."

Piden ayuda para encontrar a Eduardo Saad

"Sabemos cómo estaba vestido porque mi papá con la vestimenta era único, podía pasar días con la misma ropa y en su casa faltaba la ropa que venía trayendo puesta los últimos días que era un pantalón negro con tiras blancas, un chaleco verde con bolsillos de pecador y una campera de abrigo negra que él sabía tener en la camioneta", dijo Inés, quien además indicó que Eduardo tenía puestas unas zapatillas azules con plataforma blanca".

Quien tenga información puede comunicarse a los teléfonos 3513 02-3410 (Javier Saad) ó 3515 18-2340 (Inés Saad).

Inés mantiene esperanzas firmes de encontrar a su papá con vida: "Desde la fiscalía nos dijeron que existía tanto las posibilidades de que esté con vida como que no. Hasta que yo no lo vea, personalmente, voy a pensar que está con vida, aunque sé que hay una posibilidad de que eso no sea así".

Inés descartó que su padre padeciera alguna enfermedad que le haya hecho perderse, pero dijo que hablando con amigos de Eduardo, ellos sí les manifestaron que lo notaban más distraído. De todas formas, ella sostiene que su esperanza es que "le haya dado alguna confusión que lo llevara a perderse y alguna familia bondadosa lo haya acogido".

También descartó la posibilidad de que alguien quisiera hacerle daño: "mi papá tenía amigos con los que jugaba a las cartas por dinero pero los conocía hace años. Además todos hablaron con la Policía y no le debía plata a ninguno".

Dejá tu comentario