Policiales | Silvio Pellico | Villa María | Policía

Investigan un posible caso de femicidio en Silvio Pellico

Ocurrió en Silvio Pellico, a 37 kilómetros de Villa María: un policía de 37 años se habría suicidado luego de matar a su pareja en la vivienda que compartían.

La comunidad de Silvio Pellico -localidad de casi 700 habitantes y situada a 37 kilómetros de Villa María- no abandona el estado de conmoción que le generó la muerte de dos personas, en un posible caso de femicidio. El episodio tuvo lugar durante la madrugada del lunes en una vivienda situada en calle Intendente Néstor Conrero.

En dicho domicilio, en la zona del comedor, un hombre de 37 años, miembro de la Policía de Córdoba, habría matado a su pareja de 34 para luego tomar la drástica decisión de quitarse la vida.

Por estas horas, la Fiscalía de Instrucción de Primer Turno, a cargo de Silvia Maldonado, evalúa la hipótesis de un homicidio calificado seguido de un suicidio.

Para confirmar tal sospecha y echar luz a la causa, la magistrada aguardaba una serie de pericias, las cuales fueron ordenadas al personal de la Policía Judicial.

La fiscal cree que la muerte de ambas personas nació de una discusión que mantuvieron minutos antes del trágico episodio.

A raíz de ese presunto altercado, el policía, identificado como Ezequiel Seia, habría utilizado su arma reglamentaria para terminar con la vida de su pareja, Romina Depetris, quien se desempeñaba laboralmente en la cooperativa de trabajo de Silvio Pellico.

Ante ese escenario, el uniformado, quien ostentaba la jerarquía de sargento primero, habría gatillado una vez más para dar fin a su propia vida.

Maldonado declaró que, al momento de los hechos, había dos menores de edad en la vivienda: una adolescente -hija de la mujer- y un pequeño de seis años -hijo de ambos-. La mayor observó la escena y dio aviso a los vecinos de la cuadra, quienes se encargaron de llamar a las autoridades policiales.

Según la fiscal, Seia no tendría antecedentes por hechos violentos, lo que llama aún más la atención de los investigadores. “Por lo que hemos podido recabar, no existirían denuncias de violencia familiar. De igual modo, estamos en los primeros momentos de la investigación y todavía queda mucho camino por recorrer”, declaró ante la consulta de Puntal Villa María.

Sobre la situación de los menores de edad, este medio pudo saber que desde un primer momento recibieron asistencia psicológica. Lo mismo ocurrió con algunos familiares directos de los fallecidos, quienes también son contenidos por un equipo de psicólogos.

Maldonado expresó que la investigación seguirá su curso a los fines de dilucidar “cuáles fueron las circunstancias del hecho”.

Dejá tu comentario