Deportes | Maximiliano Espinillo | Los Murciélagos | Selección Argentina

Maximiliano Espinillo, el goleador cordobés que sueña con el oro en Tokio

El cordobés fue el goleador de Los Murciélagos en el Grand Prix de Tokio y sueña con ganar el oro en su segundo Juego Paralímpico.

Hace sólo una semana, Maximiliano Espinillo le convirtió dos goles a Japón y Los Murciélagos, selección Argentina de fútbol para ciegos, pudo levantar la copa y gritar campeón en el Grand Prix de Tokio, la misma ciudad que dentro de menos de dos meses recibirá a los Juegos Paralímpicos.

El cordobés, que se inició futbolísticamente en el equipo de la Unión Cordobesa para Ciegos (UCORCI), disfruta el gran momento y el triunfo, pero sabe que, en plena pandemia, no hay tiempo para descansar. Este lunes regresará a los entrenamientos en modalidad virtual, una forma completamente extraña para el deporte de alto rendimiento, pero que por las restricciones y las prevenciones, cada vez parecen más naturales.

En el CENARD podemos entrenar una semana o diez días por mes. Ahí trabajamos al máximo, a doble o triple turno, para compensar cuando no se puede entrenar En el CENARD podemos entrenar una semana o diez días por mes. Ahí trabajamos al máximo, a doble o triple turno, para compensar cuando no se puede entrenar

"Fuimos con el objetivo de saber cómo estábamos desde lo futbolístico y lo físico. Porque la pandemia nos afectó a todos a nivel mundial, también en lo deportivo", cuenta sobre el Grand Prix que lo tuvo como figura y goleador. "Obviamente que cuando uno va a competir el resultado busca siempre ganar, pero feliz y contento por haber conseguido el objetivo", afirma sobre el torneo que sirvió como medida para saber cómo están de cara a los Juegos de agosto.

El cordobés, que actualmente vive con su pareja en Santa Fe, fue el goleador con seis de los 8 goles que marcó el seleccionado: "Al no haber competido durante un año y medio, uno tiene muchas ansiedades, dudas, pero se fueron despejando durante el torneo. Como delantero, vivimos del gol y por suerte se me abrió el arco". Sin embargo, por sobre la actuación individual, destacó el trabajo grupal: "También muy agradecido a mis compañeros, porque si ellos no me dan los pases, uno no puede concretar".

Para la cita máxima, habrá tres participantes más que no estuvieron en el Grand Prix y que serán, a priori, los animadores del torneo junto a Los Murciélagos: Brasil, Marruecos y China son candidatos en la disciplina.

E3IcddrWYAEwGpW.jpg

El objetivo: el podio olímpico

"Nosotros siempre tenemos un objetivo claro: en cualquier campeonato, queremos hacer podio o estar en la final. A veces se puede y a veces no, porque el rival también entrena para mejorar. Hemos tomados este campeonato como medida para conocer nuestras falencias a mejorar y lo que estamos haciendo bien para potenciarlo. Vamos con un objetivo claro: en los Juegos Paralímpicos queremos obtener una medalla".

Vamos con un objetivo claro: en los Juegos Paralímpicos queremos obtener una medalla Vamos con un objetivo claro: en los Juegos Paralímpicos queremos obtener una medalla

Medalla de bronce en Río, y el sueño dorado en Tokio

"Yo ya pude jugar en Río de Janeiro, en 2016, donde fuimos medalla de bronce. Obviamente que jugar un Juego Paralímpico es lo más importante, en el orden de los objetivos personales está primero y después continúa el mundial. Es muy importante porque una medalla no la obtiene cualquiera. Hay que esforzarse el doble, porque todos quieren ganar lo mismo, todos tenemos el mismo sueño, el mismo objetivo".

Hay que esforzarse el doble, porque todos quieren ganar lo mismo, todos tenemos el mismo sueño, el mismo objetivo Hay que esforzarse el doble, porque todos quieren ganar lo mismo, todos tenemos el mismo sueño, el mismo objetivo

De Córdoba a Los Murciélagos

"Maxi" cumple 28 años en octubre y es uno de los destacados de Los Murciélagos. Vive en Santa Fe junto a su pareja, pero su familia vive en Córdoba, en barrio IPV Argüello.

Es hincha de Instituto y se inició futbolísticamente a los 13 años en el equipo de la Unión Cordobesa para Ciegos (UCORCI), donde jugaba con su hermano. Luego pasó a MEDEA donde jugó entre 2007 y 2010, y de ahí comenzó a recorrer el país: estuvo en Santiago del Estero, luego en Bell Ville (Córdoba), entre 2011 y 2013 en Buenos Aires, donde le llegó la primer citación para el seleccionado argentino.

En 2014 comenzó a competir y viajar con Los Murciélagos y regresó a MEDEA. En 2016 partió a Mendoza. Volvió a Córdoba en 2017 para jugar con un nuevo equipo de UCORCI y desde 2018 compite en Los Búhos, el primer equipo santafesino de fútbol para ciegos.

1465300_10204418843382899_7568158791312449880_n.jpg

Dejá tu comentario