Delta | casos | vacunas

Qué sabemos de la variante Delta de coronavirus

Se descubrió en India a fines del 2020 y hoy tiene la mayor incidencia en Reino Unido. Es más transmisible y las vacunas existentes funcionan.

Mientras avanza el plan de vacunación contra el coronavirus en Argentina y en el mundo, la aparición de nuevas variantes obliga a realizar un seguimiento continuo sobre aspectos relacionados con la transmisibilidad, nivel de hospitalización, letalidad y efectividad de las vacunas disponibles, entre otros.

Una de las variantes que puso en alerta a las autoridades de todo el mundo y a la comunidad científica, es la Delta o B.1.617.2, identificada en India en el 2020 pero con mayor incidencia, hoy, en Reino Unido. Hay registros de presencia de la variante Delta en, al menos, 75 países. El pasado 20 de junio, el Ministerio de Salud de la Nación informó el arribo de un pasajero proveniente de Estados Unidos que estaba contagiado con esta variante. A este caso se le suman dos más, detectados en abril.

Qué es una variante

Las variantes son cepas virales que tienen suficientes mutaciones (por lo menos más de 10) como para generar preocupación. La manifestación de este proceso es que “el virus se comporta de una manera distinta a la cepa original en cuanto a la transmisibilidad y contagiosidad. Además, algunas pueden determinar formas clínicas más graves. Puntualmente, son las variantes las que generan alteración en la forma de comportarse del virus.

La Delta es una “variante de preocupación”

Según una clasificación de la OMS, una variante pasa de ser "de interés" a ser "de preocupación" cuando está asociada a uno o más de los siguientes cambios en un grado que resulte significativo para la salud pública mundial: 1- aumento de la transmisibilidad o cambio perjudicial en la epidemiología de la COVID-19; 2- aumento de la virulencia o cambio en la presentación clínica de la enfermedad; 3- disminución de la eficacia de las medidas sociales y de salud pública o de los medios de diagnóstico, las vacunas y los tratamientos disponibles.

El 95% de los casos de reino Unido corresponden a la variante Delta

Esta variante está siendo seguida por las autoridades sanitarias de todo el mundo y, puntualmente de Argentina, porque está relacionada a un aumento de casos en los países en los que tiene incidencia.

El ejemplo más claro de esto es Reino Unido: El último informe semanal del Public Health England (emitido el 25/06) indicó que los números de la variante Delta en el Reino Unido han aumentado en 35,204 desde la semana pasada a un total de 111,157 esta semana. Esto representa un aumento del 46%. Actualmente, el 95% de los casos detectados en Reino Unido corresponden a la variante Delta.

El epidemiólogo Adam Finn, asesor científico del gobierno de Boris Johnson, advirtió que en ese país "los casos están subiendo. Tal vez podamos ser un poco optimistas de que no están subiendo más rápido, pero no obstante están subiendo, por lo que esta tercera ola definitivamente está en marcha", y reconoció que "la carrera comenzó" entre esa tercera ola y la expansión de la variante Delta.

La viróloga británica Jésica Levingston Mac Leod, especificó que “los casos habían bajado hasta mil por día pero en las últimas semanas los casos adheridos a la variante Delta han aumentado y representan hasta el 90% de los casos totales”. Levingston manifestó que esta variante es entre un 40% y un 80% más contagiosa.

Las vacunas sirven

Si bien un informe preliminar de MedRxiv (aún no revisado por pares) establece que la efectividad disminuyó en casos de una sola dosis de AstraZeneca y Pfizer, las vacunas siguen teniendo efecto sobre esta variante. Del estudio se desprende que “la efectividad fue menor en un 35% después de una dosis de vacuna con B.1.617.2 (Delta) en comparación con B.1.1.7 (Británica) con resultados similares para ambas vacunas. La eficacia de la segunda dosis se redujo del 93,4% con la Británica al 87,9% con la Delta.

Además, una conclusión de esta investigación preliminar es que “después de 2 dosis de cualquiera de las vacunas, solo hubo diferencias modestas en la efectividad de la vacuna con la variante B.1.617.2. Las diferencias absolutas en la eficacia de la vacuna fueron más marcadas con la dosis 1”.

Por su parte, el biólogo molecular y divulgador científico, Ernesto Resnik, celebró “un dato tranquilizador sobre la variante Delta en Reino Unido: si bien los casos crecen, las hospitalizaciones mucho menos y las muertes casi nada”.

https://twitter.com/ernestorr/status/1408856162024448003

Vacunar para darle pelea a la Delta

Levingston, la viróloga británica, explicó que “lo que están haciendo es aumentar la velocidad en aplicar la segunda dosis. El Reino Unido dio la primera dosis a la mayor cantidad de gente posible: más de 41 millones de personas han recibido la primera dosis de Pfizer, AstraZeneca, Moderna y recientemente Johnson & Johnson y se va a acelerar la vacunación con la segunda dosis”.

Qué pasa en Argentina

Si bien la propia ministra de Salud, Carla Vizzotti, descartó que haya "circulación predominante de la variante Delta", las autoridades esperan que la misma llegue al país y el plan de acción sigue siendo apostar a la vacunación y, por otro lado, adoptar medidas de control sobre los ingresos al país.

El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, sostuvo que la variante Delta del coronavirus "indefectiblemente llegará" a la Argentina en los próximos meses y por eso el Gobierno nacional sigue tomando medidas para "retrasar esa llegada y avanzar con mucha velocidad en la campaña de vacunación" contra el virus.

Cafiero indicó que el camino es “avanzar con mucha velocidad en la campaña de vacunación y redoblar los esfuerzos con nuevas llegadas de vacunas y nuevos contratos que se van firmando para lograr la inmunización mientras se retrasa el ingreso de cualquier variante distinta, para lo que tenemos que acentuar los cuidados sanitarios ya conocidos y los controles de frontera”.

En ese marco, el Gobierno nacional oficializó esta semana la prórroga del cierre de fronteras al turismo hasta el próximo 9 de julio y el cupo de 600 pasajeros diarios para el ingreso al país, en el marco de la emergencia sanitaria que rige a causa de la pandemia de coronavirus.

“Los controles de frontera hoy son a partir de los vuelos internacionales donde la persona que está viniendo tiene que tener un test PCR negativo para poder subirse al avión y cuando llega al Aeropuerto de Ezeiza le hacen otro test que le tiene que dar negativo. Luego, tiene que hacer un aislamiento de 7 días obligatorios en su domicilio o en el lugar que disponga la jurisdicción de residencia”, explicó Cafiero.

Dejá tu comentario