Farándula | Cosquín Rock | Lali Espósito | Dillom

Comenzó el Cosquín Rock, cargado de polémicas y protesta

Desde el escenario, artistas como Lali Espósito y Dillom lanzaron mensajes cargados de críticas y protestas políticas.

El inicio del Cosquín Rock en Santa María de Punilla estuvo marcado por una serie de polémicas que involucraron a figuras destacadas como Javier Milei, José Palazzo, Lali Espósito y Dillom, generando un ambiente de tensión y debate en el festival más importante de Latinoamérica.

Todo comenzó cuando el Presidente Javier Milei utilizó su cuenta personal en una red social para repostear un mensaje que cuestionaba el costo del Cosquín Rock, insinuando que era financiado por el Gobierno cordobés. Este comentario desató una respuesta inmediata por parte de José Palazzo, el reconocido productor del festival, quien aclaró públicamente que el evento es financiado por empresarios privados y marcas privadas, desmintiendo así cualquier conexión con fondos estatales.

"Querido Sr. presidente, hace 24 años empresarios privados, con entradas y marcas privadas y esfuerzos personales lo realizamos", expresó el productor.

La polémica escaló aún más cuando Lali Espósito y Dillom, dos artistas destacados en el festival, tomaron posición desde el escenario para lanzar mensajes cargados de críticas políticas. Lali modificó la letra de una de sus canciones para responder a las acusaciones de vivir del Estado, enviando un claro mensaje de descontento hacia las críticas recibidas por parte de altos cargos del Gobierno y seguidores de Milei.

"Esta canción es para las malas personas y los anti patria”, avisó desde el escenario. "Lo más importante para mí es esto que somos los argentinos, esta unión que genera el arte, la cultura, nadie nos lo va a sacar jamás", agregó.

Por su parte, Dillom también se sumó a las críticas desde el escenario, modificando la letra de una canción para apuntar directamente contra el ministro de Economía, Luis Caputo. El rapero cambió la letra de la canción “Señor Cobranza” y dijo: “A Caputo en la plaza lo tienen que matar”.

Estas acciones generaron un ambiente tenso entre los asistentes, donde la música se mezcló con la protesta y la confrontación política. A pesar de las polémicas, el Cosquín Rock continuó con su programación, demostrando una vez más su importancia en la escena musical y cultural de Latinoamérica.

El primer día del Cosquín Rock quedará marcado como uno de los más controversiales en su historia, donde las declaraciones y acciones de Milei, Palazzo, Lali y Dillom fueron el centro de atención y generaron un intenso debate en las redes sociales y fuera de ellas.

Dejá tu comentario