Justicia | Justicia de Córdoba | Río Cuarto | provincia de Córdoba

Investigan la muerte de un joven de 31 años tras una fiesta electrónica en zona rural de Holmberg

El chico llegó al dispensario de esa localidad sin signos vitales y no pudo ser reanimado. El deceso fue caratulado como "muerte de etiología dudosa".

La Justicia de Córdoba investiga la muerte de un joven de 31 años que asistió a una fiesta electrónica clandestina en un campo de la zona rural de Santa Catalina-Holmberg, cerca de Río Cuarto. El hecho ocurrió en la madrugada del pasado 1º de enero, en el campo Las Ensenadas, un lugar a diez kilómetros de esa localidad y al que se ingresa por un camino de tierra.

Allí, según informó Puntal, la víctima sufrió una descompensación, por lo que su grupo de amigos lo trasladó en automóvil hasta el dispensario de Holmberg.

De acuerdo a los testimonios de los profesionales de la salud, citados por dicho medio, “el chico llegó sin signos vitales. No tenía pulso. Se procedió a hacer todo el protocolo de reanimación cardiopulmonar y se le inyectó adrenalina, que es parte de este protocolo de reanimación. También se hicieron maniobras con el desfibrilador. Todo eso duró más de 30 minutos pero no se le pudo sacar de ese estado”.

El hecho es investigado por el fiscal de feria, Pablo Jávega, quien caratuló la causa como “actuaciones labradas con motivo de muerte de etiología dudosa”.

En esa dirección, un informe preliminar de la autopsia determinó que la causa de la muerte fue “un shock cardiogénico” o paro cardíaco.

No obstante, Jávega señaló que ahora se aguarda resultados de estudios complementarios de anatomopatología y de química legal, para obtener datos específicos de lo que pudo haber ocurrido. La investigación está abierta "a los efectos de procurar verificar si reúne algún tipo de connotación que sea de interés criminalístico o si opera por causas naturales”.

Dejá tu comentario