Internacionales | Hamas | Franja de Gaza | Karina Engelbert

Constanza Serlin, sobrina de la cordobesa liberada por Hamas: "Están en el hospital con familiares"

Reencuentro y desafíos: el crudo testimonio de Constanza Serlin, sobrina de Karina Engelbert, la cordobesa liberada por Hamas.

En el marco de las novedades internacionales que también captaron la atención en Argentina, la liberación de rehenes argentinos por parte del grupo terrorista Hamas marcó un punto de inflexión en el conflicto en la Franja de Gaza. Karina Engelbert y sus dos hijas, Mika y Yuval, fueron liberadas después de 52 días de cautiverio, un hecho que brindó un respiro en medio de la tensión en la región.

Constanza Serlin, sobrina de Karina Engelbert, compartió en una entrevista cruda su experiencia y las complicaciones que rodean la liberación. La joven relató que ya hubo un reencuentro con familiares en suelo israelí, pero advirtió sobre la preocupante condición de una de las niñas, quien descendió de la aeronave en silla de ruedas. Además, hasta el momento, no hay noticias del esposo de Karina, quien continúa en paradero desconocido.

En la entrevista, Constanza Serlin detalló la difícil situación que vivió en Tel Aviv durante el ataque del 7 de octubre, cuando sonaron las sirenas y se vio obligada a refugiarse debido a la caída de misiles. La tensión y la incertidumbre marcaron esos días, y Constanza destacó la angustia de no saber el paradero de su tía y sus primas durante 52 largos días.

La sobrina de la cordobesa liberada por Hamas habló en IP Noticias

Estado de salud y desafíos futuros

Constanza informó que, según las primeras noticias, Karina Engelbert volvió en silla de ruedas y presenta problemas de salud, incluyendo un dedo infectado y una pierna quebrada. Mika, la hija de 18 años, aún no tuvo su estado de salud divulgado. Karina, además, es paciente oncológica, por lo que se están realizando estudios para evaluar su condición actual después de casi dos meses sin recibir medicación.

La situación de los familiares en Israel es compleja, ya que enfrentan la recuperación física y psicológica después de la traumática experiencia. Constanza mencionó que se espera que las liberadas permanezcan en Israel, ya que son ciudadanas israelíes, y el Estado se encargará de ayudarlas a conseguir un lugar seguro para vivir.

La entrevista también reveló la angustia por el esposo de Karina y padre de las niñas, aún desaparecido. Constanza expresó la incertidumbre sobre el paradero de Ronen, destacando que las niñas estuvieron separadas de su padre durante todo este tiempo. La esperanza de la familia se centra ahora en la liberación de Ronen y las otras 180 personas que siguen secuestradas en Gaza.

La conexión internacional entre Argentina e Israel se mantiene, con la atención puesta en la situación de los rehenes y la evolución de la tregua en la región. La historia de Karina Engelbert y su familia refleja la complejidad y la humanidad en medio de un conflicto persistente.

Dejá tu comentario