Sociedad | Córdoba | incendios | Calamuchita

Se quemaron 4.450 hectáreas en Córdoba y continúa el alerta

La Secretaría de Gestión de Riesgo Climático informó que el riesgo de incendio se mantiene en nivel extremo en toda la Provincia de Córdoba.

La Secretaría de Gestión de Riesgo Climático, Catástrofes y Protección Civil informó que el riesgo de incendio se mantendrá en niveles extremos hasta el martes en todo el territorio de la Provincia de Córdoba, basado en las condiciones meteorológicas previstas para las próximas horas.

Se estima que las temperaturas máximas se atenúen, para luego volver a ascender, especialmente en el norte y oeste provincial. Los valores de humedad relativa serán bajos durante las tardes y el viento soplará, principalmente, desde el sector sur.

No se descarta en zonas serranas vientos de intensidad y variantes en la dirección por efectos locales debido a la topografía.

Desde el organismo se insistió en la necesidad de tomar las precauciones necesarias para evitar el inicio de fuego.

4.450 hectáreas

A través de imágenes satelitales tomadas por la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (Conae), se estableció que la superficie quemada por dos grandes frentes de incendio la semana pasada alcanzó las 4.450 hectáreas serranas.

De los datos aportados surge, que en el incendio de Paravachasca se quemaron 2.900 hectáreas (incluidas más de 80 viviendas) y 1.550 hectáreas en el de Calamuchita.

Recomendaciones

  • No quemar restos de poda, basura, rastrojo y malezas retiradas de terrenos.
  • Efectuar prácticas preventivas en cada predio, por ejemplo: calles cortafuego; limpieza de alambrados; construcción de reservorios de agua; disponibilidad de elementos de combate (palas, chicotes, machetes); llenar piletas de natación o tanques australianos durante todo el año (reserva de agua indispensable en caso de incendios).
  • No arrojar fósforos encendidos en campos, bosques o zonas arboladas en ningún caso. La mayoría de los incendios se originan y ocurren a causa de la falta de precaución.
  • Tener en cuenta que el viento puede propagar una mínima fogata y generar un incendio.
  • No tirar colillas de cigarrillos en campos.
  • Intentar apagar fuegos iniciados en el pasto, mientras no alcancen demasiada intensidad. Pueden utilizarse mantas o bolsas (si es posible, mojadas) para golpear las llamas.
  • Para dueños de campos, realizar picadas perimetrales. Consisten en crear una franja de 6 a 15 metros de ancho desde el límite de un predio hacia el interior, donde debe eliminarse todo el material combustible. La construcción y mantenimiento de estas picadas es obligatoria por ley 9.814 (ordenamiento territorial de bosques nativos de la provincia de Córdoba).

Dejá tu comentario