Sociedad | virus | coronavirus | Córdoba

Especialistas preocupados por "las nuevas cepas del virus"

Lo aseguró Nora Vilches, presidenta de la Federación de Entidades Profesionales Universitarias, con relación al estado actual de la pandemia en la provincia. La bioquímica consideró que aún queda mucha gente por vacunar.

Mientras la provincia de Córdoba atraviesa un momento delicado por la cantidad de casos de coronavirus, desde la Federación de Entidades Profesionales Universitarias (Fepuc), que reúne a distintos colegios (entre los que están los relacionados con la salud), aseguraron que existe una gran preocupación por la circulación de nuevas cepas del virus e hicieron un llamamiento para que la ciudadanía sostenga las medidas preventivas, a los efectos de disminuir el nivel de contagios.

La bioquímica (MP 1543) y especialista en salud pública Nora Vilches, presidenta de la entidad, afirmó que, aunque las personas estén vacunadas, pueden contraer el virus y sostuvo que los agentes de la salud presentan un agotamiento importante.

-¿Siguen articulando acciones con el Ministerio de Salud?

-Sí, seguimos trabajando con el Ministerio de Salud. Básicamente, estamos enfocados en la vacunación del equipo de salud. Desde la federación enviamos los padrones de cada uno de los colegios del sector de la salud para facilitar el acceso a los profesionales. Además, realizamos dos encuestas para evaluar la cantidad de profesionales que accedieron en la vacuna. En ese sentido, algunas especialidades tienen un nivel de cobertura alto, como los bioquímicos y los médicos, entre otros.

-¿Qué evaluación hacen de la situación actual de la pandemia?

-En un momento estuvimos más tranquilos. Ahora nos hemos empezado a preocupar por la cantidad de casos, ya que hemos tenido récord de contagios. Si bien la provincia cuenta con un importante número de camas disponibles, el número de casos es alto y eso influye en otros aspectos de la vida, como en el económico. Hacemos hincapié en que la gente se tiene que cuidar. Hay que sostener el lavado de manos, el distanciamiento social y el uso de tapabocas.

-Por más que haya camas disponibles, si aumenta el número de casos aumentan las muertes…

-Claro, si la base de casos sube, con el paso de los días se producen más muertes. Si bien en Córdoba se ha hecho un enorme esfuerzo en lo que respecta a la logística de vacunación, todavía nos queda mucha gente por vacunar (se llegó al 12% de la población). Además, el personal de salud lleva más de un año de pandemia en sus espaldas y el agotamiento es importante.

“La mayor cantidad de infecciones se dan en las reuniones familiares y sociales que parecen inocuas, pero no lo son”, sostuvo Vilches.

-¿Consideran que habría que pensar en bajar el nivel de actividad para ayudar a disminuir los casos o que en este momento todo pasa por la responsabilidad de la ciudadanía?

-Las responsabilidades siempre son compartidas. Entendemos que no es conveniente aplicar las mismas restricciones para toda la provincia porque Córdoba tiene más de 400 municipios y comunas y las realidades son diferentes. Todos debemos aportar algo. Las restricciones sirven, pero hay que controlar que se cumplan.

-Las vacunas parecen ser la clave…

-Ahora están llegando más vacunas y la logística que se ha puesto en marcha en todo el país es importante. De todas formas, creo que recién a fin de año, si todo va bien, vamos a contar con un gran porcentaje de la población vacunada para tener una mayor tranquilidad. Igualmente, estar vacunado, cualquiera sea la vacuna, no impide el contagio. Las vacunas disminuyen los efectos graves y la mortalidad, pero no bloquean el contagio. Asimismo, en este momento estamos viendo la aparición de nuevas cepas. El virus tiene la capacidad de mutar. A mayor circulación, mayores posibilidades de mutación. Si tenemos cepas de altísima contagiosidad circulando, en una o dos semanas se puede complicar mucho la situación. Debemos evitar eso.

-Más allá del aumento de casos, ¿la mayor preocupación pasa por nuevas cepas?

-Sí, es una gran preocupación porque se trata de un terreno incierto. Hemos tomado nota de que en algunos lugares del mundo las cepas han mutado y han provocado desastres, como en Brasil y en India. Por eso, es fundamental evitar el contagio. En ese sentido, la mayor cantidad de infecciones se dan en las reuniones familiares y sociales, que parecen inocuas, pero no lo son.

Nicolás Cheetham.

Dejá tu comentario