Policiales | violencia familiar | Córdoba | Policía

Violencia familiar: dos crímenes conmueven a Córdoba

La violencia familiar cobra vidas en Córdoba: un joven detenido por el homicidio de su padrastro; mientras otro está acusado del asesinato de su abuela.

La violencia familiar sigue sembrando el terror en los hogares cordobeses, manifestándose en dos tragedias espantosas que han sacudido a la ciudad en las últimas horas. En la ciudad de Córdoba, un hombre perdió la vida a manos de su hijastro, mientras que en otro caso, una abuela fue brutalmente asesinada, presuntamente por su propio nieto. Ambos crímenes han dejado a la comunidad consternada y a las autoridades en la búsqueda de respuestas.

Un crimen atroz en Ampliación Rosedal

En una vivienda ubicada en calle León Pinelo al 2700, en el barrio Ampliación Rosedal, el horror se hizo presente el pasado lunes. Un hombre regresó a su hogar para descubrir a su madre, Élida Victoria Bustos, de 87 años, sin vida en la cocina, con una tijera clavada en su cuello. Este acto de violencia desgarradora desencadenó una intensa investigación por parte de las autoridades.

Fuentes oficiales, quienes hablaron bajo condición de anonimato, revelaron que la casa mostraba signos de un violento ataque, con las habitaciones en completo desorden. Los esfuerzos de los servicios de emergencia fueron en vano, ya que la mujer fue declarada muerta en la escena del crimen. La pesquisa se centró rápidamente en un joven de 26 años, nieto de la víctima, quien es investigado como presunto autor del homicidio.

Según testimonios recabados, vecinos habrían visto al joven golpeando la ventana de la casa horas antes del trágico suceso, lo que levantó sospechas sobre su posible implicación en el crimen. Las autoridades continúan con las investigaciones, sin descartar la posibilidad de más arrestos en relación con este caso.

Un hijo bajo sospecha en Alberdi

Mientras tanto, en el barrio Alberdi, otra familia enfrenta la devastación causada por la violencia intrafamiliar. En la madrugada del lunes, en una residencia en la calle Ángel Roque Suárez al 100, un hombre de 61 años, identificado como Hugo León, fue apuñalado mortalmente durante una acalorada disputa con el hijo de su pareja.

Las autoridades, alertadas por una llamada al 911, llegaron al lugar para encontrar a León gravemente herido, con múltiples puñaladas en el torso y en un brazo. A pesar de los esfuerzos por salvarlo, el hombre falleció poco después. La pareja de la víctima informó a la policía que su hijo, luego de una violenta discusión, huyó de la escena del crimen. El sospechoso fue detenido poco después por el Departamento de Homicidios, y el caso fue remitido a la fiscalía de violencia familiar para su enjuiciamiento.

Un patrón de violencia que persiste

Estos eventos escalofriantes son solo los últimos ejemplos de una ola de violencia familiar que ha azotado la provincia de Córdoba en los últimos tiempos. Con cada tragedia, la comunidad queda consternada y las autoridades enfrentan el desafío de abordar este preocupante fenómeno social.

Dejá tu comentario