Deportes | Talleres | Copa Sudamericana | Copa de la Liga

Talleres y el desgaste: un lesionado cada nueve días

Además de los resultados, cinco lesionados son el saldo de 12 partidos jugados en 45 días. Talleres ya siente el desgaste de jugar a doble competencia.

Talleres comenzó la temporada con un objetivo claro, expresado una y otra vez por su entrenador: "dar pelea en todo". Es lo que trazó la dirigencia y ratificó el cuerpo técnico, a sabiendas que no existía un plantel "largo" como el de otros equipos que también buscan dar pelea en la doble competencia.

En cuanto a los resultados, el balance parece ser positivo. Desde aquel triunfo ante Boca Juniors (en el que perdió a Enzo Díaz por un desgarro), Talleres inició una seguidilla frenética que aún no termina y que incluyó viajes nacionales, internacionales, concentraciones largas y pocos días de descanso.

A partir de ese triunfo en La Bombonera, el equipo dirigido por Alexander Medina obtuvo cinco triunfos (uno por penales), cinco empates y sólo dos derrotas. En ese periplo, avanzó de instancia en la Copa Argentina, pasó a Cuartos de Final de la Copa de la Liga Profesional y depende de sí mismo para culminar como primero de grupo en la Copa Sudamericana.

Sin embargo, el saldo no se vio registrado únicamente en el marcador: además de la mencionada lesión de Enzo Díaz, en los partidos siguientes aparecieron nuevas bajas que complicaron el panorama del entrenador Albiazul: Parede, Navarro, Herrera, Valoyes y Ortíz. A esa lista no se le agrega Carlos Auzqui, que salió extenuado del encuentro ante Tolima pero sin lesión. Tampoco Renzo Paparelli, el juvenil que se fracturó a fines de marzo sumando minutos para la Reserva.

El primero (y más grave) fue Guilherme Parede: el brasilero, que había sido clave días atrás en el triunfo ante Unión, sufrió la rotura de ligamentos cruzados en el minuto 50 del partido ante Emelec. Debió ser operado y se perderá el resto de la temporada.

Días más tarde, en otro duelo por Copa Sudamericana, pero visitando a Deportes Tolima, Federico Navarro sufrió una distensión muscular de la que aún no se recupera, aunque el técnico espera tenerlo a disposición para el sábado ante Colón.

E0EdoyPXsAMF9pc.jpg

Cuando Talleres viajó a Brasil para enfrentar a Bragantino, sufrió otra baja: el arquero Guido Herrera sufrió un golpe durante la práctica matutina y fue baja los dos encuentros siguientes, aunque ya se repuso y pudo ser titular y figura el último martes ante Tolima, en el Kempes.

El último duelo por copa dejó otros dos saldos negativos: Diego Valoyes saltó en el área, y cuando pisó recibió el impacto de otro jugador que cayó por encima suyo. Debió dejar el campo de juego a pesar de que el equipo ya no tenía variantes para realizar. El colombiano sufrió un corte y, en principio, un esguince de tobillo: diagnóstico que deberá refrendarse con los estudios médicos.

E0qlP25XsAUDIdG.jpg

Para sumar más problemas, Mauro Ortiz, pieza de recambio para el "Cacique" Medina, se lesionó durante el calentamiento previo al último encuentro y debió quedarse afuera de la lista de los citados.

De esta forma, Talleres deberá visitar a Colón de Santa Fe esperando recuperar jugadores para tener más hombres a disposición e, intentar, no sufrir más bajas en el camino para lo que queda: dos encuentros por Copa Sudamericana y, al menos, el de Cuartos de Final por el campeonato local.

El enigmático caso de Velázquez

Julián Velázquez fue anunciado en Talleres el 23 de febrero como nuevo refuerzo de Talleres. El defensor llegó a préstamo hasta el 31 de diciembre, con opción de compra. Sin embargo, pasaron 78 días de su estancia en el club y nunca pudo estar a punto físicamente para jugar en partidos oficiales.

El ex jugador del Tijuana de México sólo formó parte de algunos encuentros de práctica e integró las convocatorias ante Boca y Vélez. Más allá de eso, aún no pudo debutar por distintas molestias: algunos golpes, contracturas y otras molestias físicas le habrían impedido estar a disposición del "Cacique".

Dejá tu comentario