Sociedad | Solange | Huinca Renancó | Musse

Los padres de Solange Musse visitaron Huinca Renancó: harán un memorial en honor a su hija

Pablo Musse y Beatriz Oviedo se reunieron primero con el intendente Saliba y luego con el fiscal Saragusti, que investiga la causa.

Tal como estaba previsto, en la mañana de este lunes arribaron a Huinca Renancó Beatriz Oviedo y Pablo Musse, los padres de Solange Musse, cuyo caso tomara repercusión pública ante el impedimento que tuvo el papá de poder ver a su hija en los últimos días de su enfermedad terminal a raíz de las restricciones sanitarias que motivó la pandemia.

La primera reunión fue en el Municipio con el intendente local, Oscar Saliba, en donde acordaron la construcción de un memorial a metros del acceso este a la ciudad a fin de mantener vivo el pedido por justicia de acuerdo al episodio vivido hace dos años.

Los papás de Solange, antes de ingresar al Municipio, se reencontraron con una vecina de la zona sur de San Luis cuya hermana falleció por una enfermedad y que había sido ayudada por la pareja para que pueda viajar y ver a su hija en el medio de la pandemia. Fue un momento muy emotivo con un abrazo entre las madres recordando a sus hijas y por lo que pasaron en aquel entonces.

Tras hablar con el medio Cabledigital, Pablo y Beatriz, se reunieron con el intendente Saliba y charlaron sobre el proyecto de instalar un memorial a metros en una de las banquinas de ruta 35 donde a Pablo en 2020 se le impidió el paso.

El recuerdo de Solange

Beatriz no pudo evitar emocionarse al revivir lo sucedido con su hija en aquel entonces: “Estoy herida de tanto dolor y de tanta injusticia. Ella siempre fue una luchadora y en aquel entonces estaba muy expectante, con un cáncer terminal, muy ansiosa con la posibilidad de ver a su papá, con quien tenía un vínculo de mucha complicidad, eran muy compañeros, Siempre anduvieron juntos, se llevaban bárbaro, y era su ilusión volver a verlo después de seis meses. No pasó, no fue y arrastraron a mi marido y a mi hermana discapacitada hasta Neuquén”, dijo.

Acto seguido los papás arribaron a los Tribunales huinquenses donde fueron recibidos por el fiscal Marcelo Saragusti, para consultar sobre los avances de la causa que hoy tiene cuatro imputados: un sargento de la Policía Caminera, dos profesionales médicos -uno de Huinca y el otro de Villa Huidobro- y una trabajadora social de Río Cuarto, procesados por presunta violación de los deberes de funcionario público y abuso de autoridad.

Dejá tu comentario