Río Cuarto |

Un muerto y dos heridos tras una fiesta clandestina en Río Cuarto

Sucedió en la madrugada de ayer, en barrio Alberdi. La víctima fatal tenía 18 años. Hay un hombre de 24 internado en grave estado y otro de 22 que recibió el alta tras ser asistido por un disparo en el pie izquierdo.

Una fiesta clandestina que se desarrollaba en la madrugada de ayer en un sector de barrio Alberdi, en la ciudad de Río Cuarto, se vio alterada por un violento episodio que arrojó como saldo la muerte de un joven de 18 años y otros dos heridos de bala, de los cuales uno estaba en grave estado y el restante recibió el alta en el transcurso de la jornada.

Según pudo confirmar Puntal, la celebración nocturna se llevaba a cabo en el patio de un inmueble ubicado en Olegario V. Andrade 1911, al que se accedía por un portón y en el que sobre el frente se sitúa un kiosco-despensa.

Vecinos del sector contaron que ya el pasado jueves se había realizado un encuentro social similar, pero de menor convocatoria, que causó algunas quejas porque se extendió hasta casi las 6 de la mañana del viernes.

Pero ayer la situación se desmadró alrededor de las 3 cuando en el patio había un importante número de asistentes y en donde se oyeron varios disparos, según los testimonios que Puntal relevó en el lugar.

Murió de un disparo

La víctima fatal fue identificada como Brian Sosa (18) y según las primeras informaciones habría recibido un disparo a la altura de la axila que derivó en su muerte de manera inmediata.

El joven fue trasladado por sus propios amigos hasta el Dispensario Municipal S-24 sin signos vitales y los facultativos terminaron de constatar allí su deceso. Minutos antes, había ingresado a esa dependencia de salud otro joven de 22 años, identificado como Jonathan Barrera, con una herida de arma de fuego en el pie izquierdo recibida en el mismo festejo quien fue sometido a curaciones y recibió el alta pocas horas después.

En tanto, hasta el Hospital Regional San Antonio de Padua fue trasladado un hombre de 24 años, identificado como Matías Micheliza, con herida de arma de fuego en la zona intercostal derecha. Este último permanecía internado ayer en la terapia intensiva en coma farmacológico y con pronóstico reservado.

“Se escuchaban motos y balazos”

Se desconoce cuál fue el detonante que desencadenó el episodio de violencia. Algunas versiones dan cuenta de que todo se inició cuando un grupo de no más de 6 personas irrumpieron en el festejo y desataron la balacera.

Vecinos del lugar dieron cuenta de que se escucharon varios disparos, tanto en el interior del patio donde se desarrollaba la fiesta como así también en las calles, donde se escuchaba el paso de motocicletas y disparos de arma de fuego.

Hasta anoche, no había detenidos por el fatídico episodio que dejó un muerto.

“Esta mañana se podía ver que la Policía marcaba varios lugares donde se encontraban vainas”, señalaron ayer a este medio.

Ayer, se libraban allanamientos y habría al menos tres jóvenes identificados, aunque por el momento no había detenidos. En la causa interviene la Fiscalía de Segundo Turno a cargo de Javier Di Santo.

Temas

Dejá tu comentario