Policiales | Policía | Córdoba | barrio Poeta Lugones

Murió el policía que robó un auto y se disparó

Un policía que había robado un auto en Córdoba terminó muerto tras una persecución. Se habría disparado en la cabeza al verse acorralado.

El sargento Nicolás Loases (35) de la Policía de Córdoba falleció en la madrugada del sábado tras dispararse en la cabeza luego de robar un auto en barrio Poeta Lugones y ser acorralado por la fuerza de seguridad.

Este viernes, alrededor de las 10:30 de la mañana, Loases, quien se encontraba inactivo por presentar una carpeta psiquiátrica, abordó a una mujer que se encontraba estacionando su Chevrolet Onix en calle Peñaloza al 2735 de barrio Poeta Lugones. La amenazó con un arma de fuego y la obligó a descender del vehículo, para luego darse a la fuga en dirección al este de la ciudad.

Tras la denuncia de la víctima, se inició una intensa persecución policial que se extendió por varios barrios de la ciudad.

Un video de una cámara de seguridad ubicada en la zona de barrio Talleres Este captó el momento en que Loases, cercado por los patrulleros, se baja del auto robado y se dirige hacia una vivienda. Intenta ingresar por la puerta, pero al verse sin salida, se dispara en la cabeza tres veces.

Loases fue trasladado de urgencia al Hospital de Urgencias, donde fue intervenido quirúrgicamente. Sin embargo, su estado era crítico debido a la gravedad de la herida de bala, que le provocó pérdida de masa encefálica. Falleció cerca de la medianoche del sábado.

El fiscal Raúl Garzón, a cargo de la causa, investiga las circunstancias en que se produjo el hecho. Si bien la principal hipótesis es que Loases se autoinfligió el disparo, no se descarta la posibilidad de que haya sido herido por la policía. Se están recabando testimonios y pruebas para esclarecer los hechos.

La muerte del policía Loases ha conmocionado a la ciudad de Córdoba. Se suman interrogantes sobre su estado mental y las circunstancias que rodearon el desenlace fatal.

Dejá tu comentario