pesos | mercado | dólar

El problema de pesos o dólares ampliado por normativas

El interés por desprenderse de pesos es cada vez mayor. La pregunta es si el dólar va a seguir subiendo, pero hay que especificar de qué dólar se habla.

El BCRA, y la Comisión Nacional de Valores, se encargaron de sumar incertidumbre al mercado cambiario el sábado por la noche cuando Argentina estaba próxima a ganar una copa tan esperada en el ámbito deportivo. Las generaciones mayores no notarán extraña esta actitud, sino más bien acorde a los usos y costumbres.

Desde el año 2019 la incertidumbre cambiaria es una constante en el mercado. Y así, ante la pérdida constante de poder adquisitivo de la moneda local, toda liquidez busca ser resguardada. Mediante la inversión en títulos que paguen una rentabilidad real positiva (una rentabilidad que le gane a la inflación) en moneda local (plazos fijos UVA, títulos que ajusten por CER); o mediante dolarización, a través de diferentes alternativas como comprar propiedades, maquinarias, autos, bienes de cambio y hasta el propio dólar en operaciones bursátiles. La forma de hacerlo sin límites en cantidades, es comprando títulos de deuda contra pesos y vendiéndola contra la moneda dólar. Los que operan de esta manera son personas jurídicas o personas humanas que procuran tan solo resguardar ahorros o excedentes generados por el esfuerzo de su propio trabajo.

El BCRA y la CNV, ya venían implementando restricciones respecto a la modalidad operativa, haciendo que para poder vender contra dólares debían hacer un parking (mantener los títulos de deuda en custodia) por uno, dos o tres días en la cuenta comitente. Además prohibía a las personas jurídicas o humanas hacerlo si habían accedido a algún beneficio del tipo moratoria, crédito subsidiado o si la misma necesitaba acceder al MULC. MULC, que es el acrónimo de Mercado Único y Libre de Cambios, aunque en la actualidad en la Argentina, no es ni único, ni libre.

La comunicación de la CNV Nro. 895 emitida el fin de semana tiene impacto en las operaciones de Contado con Liquidación, tanto en su versión MEP (dólares del sistema bancario local) como en su versión Cable (dólar Divisa.). Desde lo bursátil se aplica otra restricción sobre cantidad de bonos a vender semanalmente por cuenta comitente y la manera de operar. Se limita a un máximo semanal de 50.000 Nominales en Bonares (aprox U$S 15.000) y 50.000 Nominales en Globales para operaciones de venta contra moneda extranjera y en jurisdicción extranjera que realicen en el segmento prioridad Precio Tiempo. Esta modalidad es la que se registra en los mercados y se publica en los medios, sin embargo este límite no prospera en el segmento bilateral-SENEBI- (no hay precios con oferta pública, sino que se negocian en forma directa con el cliente o la contraparte). Esto es así porque el objetivo es que los precios implícitos (de dólar) observables, solo se encuentren en el “piso” o segmento de prioridad precio tiempo.

Todo esto genera que, si ya existían distintos dólares (dólar oficial, mayorista, tarjeta, MEP, Cable, etc.), ahora sigan multiplicándose. El estado a través de organismos públicos y el BCRA también intervienen la plaza vendiendo Bonares (AL30), afectando la cotización del activo. Entonces no solo se tiene un gobierno que regula, sino que también además de emitir normas con limitaciones a la operatoria, interviene provocando distorsiones de los valores de mercado.

Por su parte el BCRA también publicó la Comunicación A 7727 que introduce modificaciones las Personas Humana y Jurídicas que operen el mercado de cambios en función de las operaciones que hayan o piensen realizar en el mercado de títulos valores. La novedad tiene que ver con el requerimiento para las Personas Jurídicas de una DDJJ donde deberán informar las personas que ejerzan una relación de control directo sobre la misma, y una segunda declaración que indique que en los últimos 90 días corridos no se han entregado fondos en moneda local ni otros activos líquidos a personas humanos o jurídicas que ejerzan una acción de control directo sobre la interesada en operar en el MULC. Esta novedad podría afectar a empresas que requieren acceso al MULC y venían realizando distribuciones de dividendos en especies, o pagos de diversos conceptos a terceros mediante la entrega de títulos valores.

Por lo cual la pregunta a diario es si el dólar va a seguir subiendo, pero hay que especificar de qué dólar se habla. Y parece que la respuesta es única y el lector se la debe imaginar.

Mientras haya inflación y las tasas de interés sean negativas en términos reales en un contexto de más regulaciones y prohibiciones, el interés por desprenderse de los pesos será una constante en el mercado.

Leticia Tolosa

Vicepresidente de Petrini Valores SA

Directora del Centro de Competitividad.

Universidad Católica de Córdoba

Dejá tu comentario