La CGT Córdoba apoya las retenciones

Mientras los diputados piden la baja en el Congreso, la CGT se diferenció de la dirigencia política cordobesa –oficialismo y oposición- y salió a respaldar el posible incremento de las retenciones impulsado por el Gobierno nacional. Argumenta que son útiles para limitar la inflación de alimentos y redistribuir la riqueza. Normalización de la CGT y rechazo a cualquier limitación de la protesta social.

Por Guillermo Posada / @cortodemira

El 31 de marzo se realizó un importante plenario regional de la CGT en la localidad de Villa Nueva, donde 310 representantes acreditados de sindicatos de Córdoba Capital, Cruz del Eje, Río Tercero, Bell Ville, Río Cuarto y Villa María –anfitriona del encuentro- se expresaron en pos de mejorar la distribución del ingreso y por la imperiosa necesidad de contener la inflación, para lo cual entendieron que hay que alentar la “redistribución equitativa de la riqueza en torno a discusión sobre retenciones” a las exportaciones de granos.

Casualidad o no, un día antes el bloque Córdoba Federal en la Cámara de Diputados, que responde al gobernador Juan Schiaretti, presentó en el Congreso un proyecto para eliminar de forma gradual las retenciones a las exportaciones. La respuesta de la CGT fue inmediata, pese a que hace dos décadas, con matices, acompaña la gestión del peronismo cordobés y no suele desentonar en el discurso público provincial.

El pronunciamiento de la CGT contrasta con los dos grandes bloques políticos mediterráneos, expresados por el oficialista “Hacemos por Córdoba” y el opositor “Juntos por el Cambio”, que reniegan de la herramienta de recaudación fiscal sobre las exportaciones y disputan su respaldo al sector agropecuario que sienta sus dominios en la llamada “zona núcleo” de producción cerealera, donde Córdoba tiene una porción significativa.

El plenario cegetista recibió delegaciones de Santa Fe, Entre Ríos y el norte de la provincia de Buenos Aires. Aun sin haber participado por encontrarse de viaje a Buenos Aires (Ver aparte: Normalización y después) para avanzar en la normalización de la regional Córdoba, el secretario General de la CGT provincial, José Pihen, dirigente del gremio estatal mayoritario en la administración pública y diputado oficialista de la Legislatura Unicameral, dijo a Marca Informativa Córdoba: “No me asusta que se hable de retenciones, siempre y cuando sea una herramienta eficaz en el objetivo de mantener los precios de los alimentos y garantizar la mesa de los argentinos. Tal como dice el documento del plenario, avalamos la herramienta”.

En la misma línea aunque con expresiones más duras, su adjunta en la CGT, la dirigente gráfica Ilda Bustos, señaló a las retenciones como un instrumento indispensable: “Nuestra primera preocupación es un esquema de distribución de la riqueza, que tiene que ver con la pulverización de los reajustes salariales a partir de una inflación inmanejable. Esto deriva los ingresos a las empresas monopólicas que tienen tanto el control de la producción como la comercialización de los productos”.

“En ese marco –advirtió Bustos-, abordamos la necesidad de redistribuir esa riqueza de manera equitativa, incluso volviendo a una discusión sobre las retenciones. Claramente entendemos que el sector agroexportador tiene mucho que ver con la comercialización de alimentos, la exportación a precio dólar y el pretendido cobro de los precios internos con los mismo valores internacionales. Y está relacionado con los monopolios en torno a los alimentos”.

La dirigente gráfica fue más allá y remarcó que “en Córdoba no todos estamos en contra de las retenciones. Está claro que el Gobierno de la Provincia adoptó una posición política frente a las retenciones y que sus representantes repiten y reiteran que hay que eliminarlas. Pero en el sector sindical tenemos el concepto que son necesarias precisamente para romper con el esquema de monopolios por un lado y de ganancias ilimitadas por otro. Creemos que el Estado debe intervenir para generar equilibrio entre trabajo y capital, por ejemplo, en la inflación de alimentos”.

Los números de Córdoba

Marca Informativa Córdoba viene dando cuenta de las últimas estadísticas oficiales sobre desocupación y pobreza, que dejaron mal parado al Gobierno provincial al constatarse por medio de la Encuesta Permanente de Hogares del INDEC que Córdoba registra altos guarismos en ambos índices, por encima del promedio nacional. Y en el caso de la falta de trabajo, el más alto del país.

Pihen se mostró alarmado con el panorama. “Los números de Córdoba son un problema terrible que deben ser respondidos con políticas, y si las políticas no dan respuesta habrá que buscar un camino. La cifra de desocupación de Córdoba es muy alta en relación a la medida nacional”, analizó en secretario general que, hábil declarante, agregó: “En ese camino de salida tiene que estar el fortalecimiento de la CGT”. Y anunció una movilización de la central trabajadora junto a los movimientos sociales inscriptos en el espacio -sobre todo los que encabeza el Movimiento Evita- para celebrar Día del Trabajador, convocada para el 29 de abril por tratarse de “el día hábil próximo anterior” al primero de mayo.

Ilda Bustos auguró que será “una movilización contundente con un reclamo a los gobernantes, pero también dirigido a la ciudadanía en general para que dimensione la importancia que tiene la existencia de los derechos de las y los trabajadores, por un lado, y que de ninguna manera puede ser beneficioso para el rumbo de país que los trabajadores pasen necesidades”.

“Mucha de la recuperación del mercado interno, de las Pymes, tiene que ver con la capacidad de sostener los salarios, las condiciones laborales y ser parte de un proyecto de país donde se vuelva a hablar de industrialización, de mano de obra y de todo aquello relacionado con el verdadero desarrollo”, insistió.

Bustos se diferenció de Pihen al responsabilizar directamente al gobierno de Schiaretti: “Las estadísticas de Córdoba tienen que ver con la concentración de la riqueza, con una distribución que no es equitativa. La Provincia tiene esta característica que se ve con las retenciones y los desarrollistas inmobiliario: hay un acuerdo que hace que Córdoba tenga esa conjunción de intereses por encima de los de la mayoría. Además el sector agroexportador no crea trabajo”.

La dirigente gráfica concluyó que, al margen del cuadro provincial, la pobreza “es una deuda de la democracia y del movimiento obrero organizado”.

Dejá tu comentario