Ingresos | cordobesa | casa

"Lo que más quiero es volver a casa"

Una cordobesa que viajó a vacunarse y a la que le cancelaron el vuelo aseguró que "hay gente que está mal, triste o enojada".

Hoy se cumple una semana desde que el Gobierno nacional anunció disposiciones y restricciones para los ingresos al país con el fin de contener los contagios de coronavirus y, principalmente, para intentar frenar la propagación de la variante Delta. Una de estas medidas fue reducir a 600 el cupo de ingresos diarios de pasajeros provenientes del extranjero.

En este contexto, son alrededor de 40.000 los argentinos que están en el exterior con dificultades para retornar a su lugar de residencia. Los vuelos se empezaron a reprogramar y algunos tienen nueva fecha para agosto.

Cecilia Gregorat es una cordobesa que viajó a Miami a vacunarse y su vuelo fue cancelado en vista del cupo establecido para los ingresos.

“Tendría que estar en mi casa, en Córdoba, pero no se dieron las cosas: me tuve que quedar aquí varada, mi vuelo se canceló. Estoy haciendo lo imposible para poder volver el lunes, caso contrario me tocaría volver en agosto”.

Sobre el minuto a minuto que viven los argentinos que están imposibilitados de volver, Cecilia contó que “la situación es de incertidumbre: hay momentos tristes, alegres, es pasar el tiempo, pero es un tiempo en el que que muchas veces uno no sabe qué hacer. Hay mucha gente que no tiene más dinero, ni dónde alojarse. Otros guardamos algún ahorro que teníamos y, en mi caso, puedo estar alojada tranquila pero hasta el cinco de julio, tampoco me puedo quedar hasta agosto”.

Además, sobre la ansiedad y la expectativa que genera el retorno, indicó que “es una situación difícil pero hay que manejarla, hay que estar tranquilos. Yo ya llevo hechos dos PCRs por las dudas me avisen que en cualquier momento salgo así que cada 48 horas me hisopo. Es una situación rara: hay gente que está mal, triste o enojada”.

“No puedo decir si era de esperar o no Yo no sabía que esto me iba a pasar, yo me vine a vacunar y vuelvo vacunada y con un montón de PCRs encima, esperando volver a casa, que es lo que más quiero” manifestó la viajera, angustiada.

Antes de salir del país, los pasajeros firman una declaración jurada en la que admiten saber que se van de viaje en el marco de una pandemia y “asumen las consecuencias” de un eventual cambio en las condiciones de reingreso al país.

Los viajeros que presentan dificultades para volver alegan que a esa declaración se tiene acceso sólo 48 horas de viajar y que con el vuelo tan cerca, la firman porque “si no la firmás no viajás”.

Sobre este punto, Cecilia señaló que “yo reconozco que he firmado un papel que decía que viajaba, en el que me preguntaban el motivo del viaje. Lo que yo leí es que cuando volvía me comprometía a hacer la cuarentena en mi casa, eso es lo que yo firmé. El resto, es en el momento”, y se pregunta: “¿Qué digo, que no la firmo y me vuelvo?. Es un tema complicado, yo no vi en ningún lado que diga que si se cancelaba el vuelo me tenía que arreglar sola. Si está, no lo vi, porque en el momento querés salir” concluyó la pasajera.

Dejá tu comentario