Internacionales | Francisco | Papa | hospital

Francisco ya camina tras la operación de colon y "descansó bien" en el hospital

El Papa, de 84 años, deberá estar internado al menos hasta el próximo lunes tras la cirugía que se le practicó el último domingo.

El papa Francisco, de 84 años, "descansó bien" en su segunda noche en el hospital tras la operación en el colon a la que fue sometido el domingo y por la que deberá estar internado al menos hasta el próximo lunes, y caminó y leyó diarios durante la mañana.

"Francisco descansó bien durante la noche. Esta mañana desayunó, leyó algunos periódicos y se levantó para caminar", informó hoy el vocero papal Matteo Bruni en un comunicado.

"El curso postoperatorio es regular. Los exámenes de seguimiento de rutina son buenos", agregó Bruni.

El Papa fue intervenido en la noche del domingo en el Policlínico Gemelli de Roma, cuando se le practicó una "cirugía de estenosis diverticular", que involucró "una hemicolectomía izquierda y duró alrededor de tres horas", informó Bruni.

La intervención, que se practicó con anestesia general, implicó la extirpación de la mitad izquierda del colon de Jorge Bergoglio, según lo informado por el Vaticano.

Según plantearon fuentes médicas y vaticanas a Télam, la operación estaba pensada para resolverse con el método de laparoscopía, pero finalmente se practicó de forma abierta, lo que alargó el tiempo de trabajo del equipo comandado por el cirujano Sergio Alfieri.

De todos modos, a menos de 24 horas de la intervención, Bruni había planteado en un comunicado que el pontífice ya estaba "despierto y respirando por sí mismo", en las mismas "buenas condiciones generales" informadas hoy.

En su segunda noche en el hospital, el Papa siguió monitoreado de cerca por el equipo médico del Gemelli y dos enfermeros del servicio de la Santa Sede, además de los 25 efectivos de la Gendarmería vaticana dedicados a su custodia en el décimo piso.

La patología de colon por la que fue operado el Papa, que según médicos consultados por la prensa italiana se agrava en verano, alcanza a casi el 75% de las personas mayores de 80 años, en la mayoría de los casos de forma asintomática.

La aparición de dolores fuertes en las últimas semanas, además de la poca actividad prevista para el mes de julio confluyeron en que el pontífice decidiera operarse en este fecha, agregaron las fuentes.

Hasta la tarde del lunes, el Vaticano no había precisado aún detalles sobre la extirpación del colon y eventuales análisis posteriores que, de todos modos, se consideran "de rutina" para este tipo de intervenciones.

Antes de la internación, Francisco había encabezado sin problemas el tradicional Ángelus desde el Palacio Apostólico y anunció su viaje de septiembre a Budapest y cuatro ciudades de Eslovaquia.

Durante julio, el Papa tiene suspendidas las audiencias generales de los miércoles, como todos los veranos, y solo mantendrá los Ángelus dominicales, aunque el Vaticano aún no precisó si el pontífice celebrará, ni cómo, el encuentro con los fieles del próximo domingo, 11 de julio.

El 13 de octubre de 1996, mientras estaba internado, el entonces Papa Juan Pablo II encabezó el Ángelus desde el Gemelli, una opción que no se descarta en el Vaticano considerando que Bergoglio deberá estar, en principio, al menos hasta el lunes próximo en el policlínico.

La del domingo último fue la segunda operación a la que se somete el pontífice desde que fue elegido en 2013, luego de que en 2019 fuera operado de cataratas en el hospital Pio XI de la capital italiana.

Dejá tu comentario