Deportes | Estudiantes | Tigre | Río Cuarto

Estudiantes buscará ante Tigre mucho más que tres puntos

Los de Acuña vienen de un buen empate con Quilmes y la derrota frente a Talleres por la Copa. Por eso el duelo de mañana contra el mejor de la zona servirá como una gran inyección anímica en caso de conseguir un triunfo.

Si bien está muy presente todavía la derrota dolorosa por penales ante Talleres por Copa Argentina del último miércoles en Rosario, las sensaciones que deben quedar tienen que ser en parte positivas. Y no sólo por lo mostrado frente al equipo cordobés, que, si bien es cierto que fue a jugar sometido ante un equipo muy superior y que tuvo la pelota en gran porcentaje del partido, por otro lado está el hecho de haber soportado todo eso con las armas con las que hoy cuenta Estudiantes.

Por otra parte, y remontándonos a lo que pasó en la fecha anterior con el buen empate logrado frente a Quilmes, en circunstancias no tan alentadoras que se plantearon, como la expulsión de Emanuel Martínez Schmidt, lo que alteró los planes de un equipo que quería ser más ofensivo.

Todo esto como corolario de lo que se verá mañana con el mejor equipo de la zona y probablemente el mejor de la categoría. Por una historia muy rica en Primera División recientemente, incluso con un título que cumplió dos años como el de la Copa de la Liga ante Boca en junio de 2019 en el Kempes.

Argumentos y de sobra tiene este equipo dirigido por Diego Martínez, que da la impresión de que llegó al club en el momento justo.

En lo que fue el ciclo Gorosito nunca pudo el equipo bonaerense tener ese soplo de aire fresco que sí inyectó Martínez. Con ideas muy modernas de un juego de posesión, pero no en lo exagerado. Con un goleador intratable como Pablo Magnín, máximo artillero de la categoría, y con un fantasista como Francisco González Metilli, dueño de amplios registros futbolísticos, jugando y haciendo jugar a su equipo. El poderío ofensivo no se reduce solamente a esos dos futbolistas; por el contrario, existe un complemento importante con nombres como Ijiel Protti, Milton Celiz o el propio Lucas Menossi.

De la mitad hacia atrás la experiencia y el fútbol los aporta Sebastián Prediger, tiempista y creador de las acciones en el Matador, hasta reparar en un buen arquero como el nacido en Boca Manuel Roffo, quien arribó a Victoria buscando los minutos que se le negaron en el Xeneize y con un recorrido en selecciones juveniles muy importante.

Ganar de local

Si algo caracterizó todo el ciclo Vázquez desde 2016 a 2020 fue la fortaleza en condición de local. Ganar en el Candini era una utopía para los rivales, fueran de la categoría que fueran. Al punto de que el triunfo de San Martín de San Juan con gol de Facundo Monteseirín en septiembre de 2019 cortó una racha vastísima de partidos sin perder en Río Cuarto.

A pesar de que las comparaciones suelan ser odiosas y no tengan validez en momentos como estos, porque el equipo no es el mismo y hay infinidad de variables que juegan, el defender la localía debe ser un punto que se tiene que imporner.

Mucho más si en frente está un equipo como Tigre, que es de los que juegan de igual a igual en todas las canchas.

El periplo de local del ciclo Acuña comenzó ante el Deportivo Maipú con un injusto empate 1 a 1, cuando Beraldi sobre el final, de penal, ponía el 1 a 0 que parecía ser definitivo, hasta que Álvaro Veliez apareció a los 48 del complemento para igualar.

Ya en la fecha 3 apareció Quilmes superando y con comodidad a Estudiantes en quizá una de las producciones más flojas del campeonato para los riocuartenses. Fue 2 a 0 con goles de Moreyra y Bonetto.

En la fecha 5 llegó el primer triunfo y, con él, la levantada. El 2 a 0 ante Alvarado no sólo fue justo sino tambien impulsó al equipo, que días después le ganaría a Huracán Las Heras por Copa Argentina. La racha siguió en la séptima ante Mitre de Santiago a finales de abril.

Desde allí que los tres puntos no aparecen. Vinieron empates con Chacarita y Almirante Brown en partidos en los que el equipo los podría haber ganado. Para luego, en la 13ra, perder con Belgrano sobre el final con gol de Vegetti, en medio de síntomas de que el funcionamiento no estaba del todo bien.

Finalmente, otro par de empates en partidos similares, como con Gimnasia y Agropecuario.

Este Tigre tiene que ser la oportunidad para sumar y volver a agarra confianza en una parte fundamental del torneo.

Dejá tu comentario