Política | COLILLAS | Córdoba | ordenanza

Hasta $15.000 de multa por tirar colillas en la calle

El proyecto es una fusión entre las iniciativas presentadas por Natalia Quiñónez, de Hacemos por Córdoba y Juan Negri, de Córdoba Cambia. Se debate mañana.

Los concejales de Córdoba tratarán durante la sesión de mañana un proyecto de ordenanza que establece la prohibición para arrojar cigarrillos, filtros y colillas, ya sean industriales o artesanales en la vía pública.

El despacho de comisión salió luego de compatibilizar los textos enviados por los ediles Natalia Quiñónez y Juan Negri, para que el Concejo sancione la aplicación de multas a quienes arrojen este tipo de desechos tóxicos en espacios de uso público. En principio, la iniciativa cuenta con los votos suficientes para convertirse en ordenanza.

El Proyecto

De aprobarse la normativa, y luego de que ésta entre en vigencia en Córdoba, quien tire en el espacio público alguno de estos elementos será sancionado primero con un apercibimiento y, en caso de reincidencia con una multa que puede ir entre dos y veinte Unidades Económicas Municipales (U.E.M.), o sea, desde $1.500 y hasta $15.000.

Además de las medidas punitivas, la ordenanza contempla que se establezcan mecanismos para informar, sensibilizar y concientizar a la población sobre el daño e impacto ambiental que ocasiona el desecho inadecuado de este tipo de residuos tóxicos, ya sean colillas, cigarros o desechos los mismos.

“Una colilla de cigarrillo es altamente contaminante. Hasta 60 litros de agua pueden verse afectados por arrojar una de éstas. Ya es costumbre que muchas de las personas que fuman, tiren los residuos en la calle”, aseguró sobre el impacto para el medioambiente Negri, uno de los autores del proyecto.

Sobre el rol del Estado, el presidente del bloque Córdoba Cambia enfatizó que “el Municipio debe comenzar una campaña de concientización y visibilización de esta problemática, pero a la vez debe poner sanciones firmes para que esta costumbre tan nociva deje de realizarse”.

Por su parte, Quiñónez reflexionó: "Sabemos que son cambios estructurales y culturales que tienen que ser acentuados con el acompañamiento de los vecinos y un auto control ciudadano", y comparó el avance con la prohibición para fumar en lugares públicos cerrados alegando que "era impensado que pudiera llevarse a la práctica y, sin embargo, tomamos conciencia de lo perjudicial que era".

Sale mañana

Desde el entorno de ambos concejales manifestaron que cuentan con los votos suficientes para aprobar la normativa, conteo que fue confirmado por los demás ediles y presidentes de bloque.

Dejá tu comentario