Economía | Carne | Exportaciones | Gobierno

Por el cepo a la exportación de carne se perdieron US$ 1.084 millones

Hoy es el último día del cupo del 50% fijado por el Gobierno para la venta al exterior de cortes vacunos. Hay frigoríficos que, como no tenían historial de ventas, vieron imposibilitada la comercialización y piden soluciones

El "cepo" que el Gobierno aplicó sobre las exportaciones de carne provocó pérdidas por más de US$ 1.000 millones a la cadena de comercialización, de acuerdo con un informe difundido ayer por la Sociedad Rural Argentina (SRA).

El Instituto de Estudios Económicos de esa entidad analizó las distintas variables que influyeron desde que el 15 de abril el Gobierno puso en marcha una serie de medidas para intervenir en el mercado ganadero.

Según ese trabajo, la cadena de ganados y carnes acumuló pérdidas por US$ 1.084 millones, cifra que representa más de U$S 8 millones por día de intervención.

Según la Rural, los trabajadores dejaron de ganar US$ 59 millones atribuibles a los cambios de turnos y menos horas extras.

"En 135 días de estas políticas, todos perdimos", lamentó la SRA, que puntualizó que dentro de los eslabones de la cadena, los productores asumieron el monto más grande, con US$ 411 millones, mientras que en los frigoríficos las pérdidas alcanzaron los US$ 165 millones.

Respecto de la caída de la actividad ganadera entre abril y agosto de 2021, aquellos US$ 411 millones se desagregan en: el menor valor real de la hacienda vendida durante el período, que sumó US$ 202 millones; con el mantenimiento de los animales en stock se sumaron mayores costos de alimentación, sanidad y cuidado, por un subtotal de US$ 80 millones; el costo financiero por mantener esos animales en stock otros US$ 92 millones y las pérdidas por menor calidad y mortandad alcanzaron los US$ 37 millones, por la prolongación del ciclo planificado.

Por su parte, las industrias frigoríficas perdieron ingresos por causa de la mala integración de la media res, generada por la prohibición de exportaciones de siete cortes y el acuerdo de cantidades y precios llevado adelante entre la industria y el Gobierno: entre ambos sumaron una merma de US$ 165 millones, puntualizó la Sociedad Rural.

Y añadió que los trabajadores dejaron de ganar US$ 59 millones atribuibles a los cambios de turnos y menos horas extras.

La entidad agropecuaria señaló además que con relación a las pérdidas generadas por la postergación de las ventas del período, las actividades conexas de la cadena -tales como matanza de animales, comercios mayorista, servicios empresariales y profesionales, bancos y servicios agropecuarios y comercio minorista- se dejaron de generar ingresos por US$ 209 millones.

El monto de las exportaciones no realizadas en este período por el cierre parcial o total llegaron a los US$ 240 millones, "además de la mala imagen del producto generada por la falta de cumplimiento de acuerdos comerciales", advirtió el informe.

Al respecto, el presidente de la SRA, Nicolás Pino, afirmó que con la decisión del Gobierno “perdimos los productores, los trabajadores, los empresarios frigoríficos, los consignatarios, los proveedores de insumos y servicios, entre otros eslabones de la cadena. No se entiende por qué mantener cuotificada la exportación si nos empobrece a todos”.

“Si el Gobierno llega a prorrogar el actual sistema de exportaciones, el presidente Alberto Fernández no solo no habrá cumplido con su palabra, sino que además le hará perder al país más de US$ 8 millones por día que decida mantenerla”, alertó el dirigente.

En ese sentido, ya la cadena de la carne en su conjunto había emitido un comunicado que luego reeditó bajo e título “perdemos todos”. Allí , el sector enumeró a los sectores que se vieron perjudicados por el cepo a las exportaciones que dispuso el Gobierno nacional hace algunas semanas.

“En el marco de la intervención de los mercados de ganados y carnes que viene llevando adelante el Poder Ejecutivo, los representantes de los eslabones de la cadena, nos vemos en la obligación de hacerle saber a la opinión pública que ‘perdimos todos’ luego de cuatro meses de medidas tomadas de forma unilateral e inconsulta”, señalaron.

Además, enumeró que “perdimos los productores porque cayó el precio de la hacienda y subió la incertidumbre. También cayó la inversión en producción forrajera y genética. Perdimos los consignatarios porque el volumen comercial fue menor. Perdimos los industriales y exportadores porque el menor volumen de faena incrementa el costo operativo y daña la imagen de la carne argentina”.

Dejá tu comentario