Sociedad | Calle | Plaza San Martín | córdoba

Axel y Matías, dos jóvenes en situación de calle que sueñan con un techo

Son dos jóvenes que viven en plena Plaza San Martín. Con la llegada del frío, las noches son cada vez más difíciles. Mira el video de Marca Informativa Córdoba.

Axel y Matías son dos jóvenes que viven en la Plaza San Martín, en pleno centro de Córdoba. Dos personas a las que la vida y la realidad los golpeó de diferentes maneras y quedaron en situación de calle. Con la llegada del frío y las bajas temperaturas, la situación se hace cada vez más difícil de sostener.

Axel hace tres meses que duerme en la Plaza San Martín, mientras que Matías lleva poco más de un mes. Duermen en el suelo o en un colchón, cuando la suerte los acompaña. "Su techo es el cielo y su casa es la calle", dice una de las canciones de La Mona Jiménez, que le canta a chicos en situación de calle. Sus lujos son las frazadas que reciben como donaciones, o poder comer regularmente de noche, y su ilusión, poder dejar atrás esta realidad.

En Marca Informativa Córdoba hablamos con ellos dos, que nos contaron parte de su realidad. Estiman, que hay entre 50 y 70 personas en la misma situación y que, con la llegada del frío, aseguran que los mayores son quienes la pasan peor.

Axel y Matías cuentan cómo es vivir en la calle a pesar del frío

"A la comida nos la dan en las iglesias o en la Plaza. Pero por el tema del frío, algunos dejaron de venir. Y a la noche hace falta comida o ropa. Cada vez viene más gente de acá o de afuera", aseguró Axel. A su vez, Matías agregó que "viene gente a traer el desayuno, como la gente de Corazones Intensos", pero cuentan que de noche, por el frío, "no se puede descansar".

"La Municipalidad da hospedaje, pero nosotros nos hemos quedado directamente en la calle. A la noche debemos ser cerca de 50, a veces 60 o 70 personas. Hemos hablado de, por lo menos, si nos pueden dar algún tema de hotel para vivir. Estamos esperando alguna ayuda", aseguró uno de ellos, mientras que Matías, contó que "muchas novedades no dan".

"Nos gustaría que nos den una esperanza, un techo, que tengamos la ayuda de Dios para salir adelante. Me gustaría dejar todo este tema atrás y seguir con mi vida tranquilo. Poder conseguir un trabajo, comprarme mis cosas", fue una de las frases que dejó Matías. "Hemos sido discriminados y hasta mi propia familia me dejó de lado. Es duro cuando te miran raro. Pero nosotros no lo elegimos. Son obstáculos que se no ponen en la vida", cerró.

Dejá tu comentario