Sociedad | blas correas | soledad laciar | violencia institucional

Soledad Laciar y Brouwer de Koning presentaron la Ley Blas contra la violencia institucional

La iniciativa busca endurecer las penas a aquellos policías que planten armas o entorpezcan un investigación. Además, buscan incorporar a este tipo penal específico como delito habilitante para la figura del arrepentido. 

Este jueves, en el Museo de Antropología de la UNC, la diputada nacional Gabriela Brouwer de Koning (Evolución Radical-Córdoba), y Soledad Laciar, madre de Blas Correas, joven asesinado por policías en un control vehicular, dieron a conocer todos los detalles del proyecto de ley que busca combatir la violencia institucional.

La iniciativa fue elaborada por la diputada junto a los familiares de Blas Correa, víctima de la violencia institucional por parte de la Policía de la provincia de Córdoba. “Consideramos que es un valioso aporte para construir una sociedad más segura y justa”, señalaron.

Lucas Gómez y Javier Alarcón, los oficiales que le dispararon y mataron al chico de 17 años, fueron condenados a prisión perpetua. Además, otros nueve efectivos de la fuerza provincial fueron declarados culpables de los delitos de encubrimiento, falso testimonio y omisión de los deberes de funcionario público y recibieron penas que van desde los dos años y medio de cárcel condicional a los cuatro años y 10 meses de encierro.

MARCHA-POR-BLAS-CORREA-004-1.jpg
Amnistía Internacional calificó al crimen de Blas Correas como un "claro caso de violencia institucional".

Amnistía Internacional calificó al crimen de Blas Correas como un "claro caso de violencia institucional".

En ese marco, Brouwer de Koning se explayó sobre los objetivos que persigue el proyecto de ley Blas y aseguró que la misma busca endurecer las penas para miembros de las fuerzas seguridad que tengan o porten armas ilegalmente; que "planten" armas u otros elementos para entorpecer la investigación, y por último incorporar a este tipo penal específico como delito habilitante para la figura del arrepentido.

“El aporte es concretamente reformar el artículo del Código Penal y nos basamos en tres puntos. Primero, agravar la tenencia y portación ilegal de armas por parte de miembro de las fuerzas de seguridad policial y penitenciaria. Porque las fuerzas policiales son los primeros que llegan en el momento del hecho delictivo. Entonces serían los primeros en el eslabón de la cadena de circuitos de armas ilegales. Agravando ciertas penas, creemos que se puede disuadir la portación de armas ilegales. ¿Por qué tiene que portar armas ilegales un policía si tienen la posibilidad de tener armas legales y de manera gratuita? Pensamos que es para cometer algún ilícito, algún hecho doloso. Agravar la tenencia y portación de armas legales tiene su razón en que lo que estos miembros de la fuerza representan para la gente y su rol es proteger al ciudadano, por tal razón, tienen una calidad distinta que el resto", detalló Gabriela Brouwer de Koning.

f1280x720-222907_354582_5050.jpg
El crimen de Blas Correas ocurrió la madrugada del 6 de agosto del 2020.

El crimen de Blas Correas ocurrió la madrugada del 6 de agosto del 2020.

Y en ese marco, la diputada nacional continuó: "El punto dos, es la creación de un tipo penal específico que para aquellos miembros de las fuerzas de seguridad policiales o penitenciarias que planten armas u otros elementos para entorpecer o alterar una investigación y además que este accionar lo usen para lograr la impunidad, justificando su acción legítima. Hasta el momento se hablaba de encubrimiento, pero esto está más relacionado a delitos que le hacen a la Administración Pública. Nosotros hemos ingresado este tipo penal en el artículo 189 que habla sobre delitos contra la seguridad pública. En este caso es como una especie de encubrimiento, pero especial para la seguridad pública. Por eso tiene una pena muy grave de 10 a 20 años. Porque se tiene en cuenta la calidad del funcionario, que son personas que están en servicio de la población para brindar seguridad".

En ese sentido, la diputada destacó que el punto tres, tiene que ver con incorporar a este tipo penal específico como delito habilitante para la figura del arrepentido.

"En estos días lo voy a poner en conocimiento de todos los diputados para que acompañen o aporten al proyecto de Ley Blas, la idea es que sea presentado para el 8 de mayo que es el día de la lucha contra la violencia institucional", concluyó.

Fuente: La Nueva Mañana

Dejá tu comentario