Belgrano | River | Hinchas

A 10 años del ascenso de Belgrano, el recuerdo de un hincha

Pasó una década y los fanáticos de Belgrano recuerdan como si hubiera sido ayer cada detalle previo a la histórica promoción que lo llevó al ascenso en 2011.

El 26 de Junio de 2011 Belgrano ascendía a la primera división del fútbol argentino tras empatar con River en el Monumental con un gol de Guillermo Farré y un penal que Juan Carlos Olave le atajó a Mariano Pavone. Por haber ganado en Alberdi, el Pirata ascendió a primera división condenando al Millonario al descenso, por primera vez en su historia. Luego, por los destrozos de algunos hinchas en la cancha de River cuando terminó el partido, la AFA le dio los puntos a Belgrano, siendo 3-0 el resultado final de ambos encuentros.

Pero hace 10 años atrás, la descripción de lo que hoy es un hecho histórico, parecía salida de un sueño Pirata que sólo podría alcanzarse de la mano de un milagro. A pesar de que el desafío era inmenso, el equipo dirigido por el Ruso Zielinski, estuvo a la altura de las circunstancias y logró lo impensado.

En el trayecto, miles y miles de hinchas comenzaron a ver cómo ese sueño empezaba a concretarse luego de que Belgrano le ganara por 2 a 0 el partido de ida a River con goles de César Mansanelli y César “Picante” Pereyra, aquel 22 de junio en el Gigante de Alberdi.

Marca Informativa Córdoba dialogó con Mauro, un hincha que estuvo en los dos partidos de la promoción y mantiene nítido el recuerdo y la emoción de la hazaña Pirata.

Desde el 22 de Junio y hasta el 26, deben haber sido los días más largos para los hinchas de Belgrano porque a un partido de distancia estaba no sólo el ascenso del equipo de sus amores, sino también la posibilidad de lograr una gesta heroica frente a uno de los equipos más grandes por historia, por títulos y resultados de Argentina: “Antes del partido estuve maquinando todo el día, dos días antes me había enterado que podía viajar, que tenía entrada, así que lo único que hice fue pensar y pensar en la épica”, contó Mauro.

Por esos días, algunos hinchas que no podían creer lo que estaba pasando y necesitaban una dosis de escepticismo para poder controlar la ansiedad, repetían incrédulos que era imposible, que la cosa estaba armada para que el Millonario se quede en Primera y esta promoción pase los libros como el día en que River casi se va a la B, o la hegemonía histórica opte, directamente, por olvidarla. Sobre la posibilidad de que todo “esté armado” para que River conserve la categoría, Mauro confesó que, como para tantos hinchas “era uno de los pensamientos que se me pasaban por la cabeza porque uno nunca imaginaría que un grande, un gigante como River pudiera llegar a descender mediante una definición por promoción contra un equipo del interior, así que no dejaba de pasarme por la cabeza que ya estaba todo armado para que River no descendiera por el peso, la historia, y lo que significa River”.

El ascenso histórico

Por esos días la opinión Pirata también se encontraba dividida: por cuestiones meramente numéricas, el otro rival posible para Belgrano era Gimnasia y Esgrima de La Plata, que finalmente terminó cayendo ante San Martín de San Juan y descendió a la B Nacional. Pero lo que dividía las voces de los hinchas era: ¿Queremos que nos toque River?. Sobre esto, Mauro se posicionó con firmeza y aseguró que “quería que como rival nos toque River porque si había pocas o muchas posibilidades de ganarle era una cosa pero que si les llegábamos a ganar y ascendíamos, era épico: no iba a tener la misma trascendencia que si nos tocaba otro de los posibles rivales.

Dejá tu comentario