Sociedad | autotest | Córdoba | ANMAT

Así funcionan los autotest para detectar el coronavirus

Se tratan de test rápidos, donde alcanza con recoger una muestra de la nariz. Son más simples, pero no reemplazan a los PCR.

Este lunes, el ministro de Salud de la Provincia de Córdoba, Diego Cardozo anunció en diálogo con Cadena 3 que se pedirá ante el ANMAT (Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica) la habilitación del autotest para coronavirus, con el firme objetivo de descomprimir la demanda en los puntos de testeos.

El test de antígenos determina si hay presencia del coronavirus en la zona de la nariz y laringe. No obstante, los modelos que se comercializan no requieren llegar tan al fondo, basta las fosas nasales: es decir, se realiza con bastones más cortos que los habituales PCR y, según las especificaciones, tienen un alto porcentaje de precisión, cercano al 99%. Está recomendado para personas de entre 14 y 90 años.

El hisopo debe entrar a unos dos centímetros en la nariz, hasta el tope que se haría con los dedos. Luego se debe girar el palillo unos cinco segundos, para recoger la muestra de las paredes del conducto respiratorio. Luego se realiza la misma operación en el otro agujero de la nariz.

La muestra se pone en un sector con líquido, que viene incluido en el test, y se espera un minuto. Luego se debe verter las gotas del líquido en una tarjeta que marca el resultado y que tiene una demora habitual de entre 15 y 20 minutos, donde indica el resultado por positivo o negativo.

Así se hace un test de autodiagnóstico de antígenos de covid-19

En Argentina, durante el mes de abril, ANMAT había habilitado la venta libre de un test rápido creado por el laboratorio Hangzhou Immuno Biotech CO Ltd., que si bien se podía adquirir, era de uso exclusivo para profesionales de la salud. Sin embargo, en esa oportunidad, Córdoba no adhirió a la venta libre en farmacias de dicho producto.

En esa oportunidad, desde el Colegio de Bioquímicos de Córdoba, hicieron foco en la necesidad de un profesional a cargo de los testeos y no cortar "la cadena de atención paciente-bioquímico-médico, porque se pone en riesgo el control de la pandemia”, aseguró la Dra. Silvia Zamory, titular de la institución. "El riesgo de la venta directa al público es que se interprete indebidamente el resultado y una persona infectada no proceda con el aislamiento correspondiente y el de sus contactos estrechos", explicó.

Dejá tu comentario